Economía

El mercado laboral de la regiónentra en zona de turbulencias

La provincia convocó a la multisectorial en defensa del empleo. La recesión muestra su impacto en el sector del trabajo

Domingo 03 de Agosto de 2014

La extensión del proceso recesivo de la economía al segundo semestre del año reactivó las luces de alarma sobre la salud del mercado laboral. Parte de esa preocupación se expresa en la convocatoria a la comisión multisectorial de defensa del empleo que realizó el gobierno provincial para mañana.

Funcionarios, empresarios y dirigentes gremiales monitorearán la situación laboral en la región, que lleva varios meses con síntomas de amesetamiento pero que evidencia una complicación en la segunda mitad del año. Así lo manifiestan las medidas de suspensiones, licenciamientos y desvinculaciones en empresas paradigmáticas, como Acindar y Paraná Metal.

El tema se coló con fuerza en la jornada de capacitación organizada por la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario (AEC) y la federación nacional que agrupa a los trabajadores mercantiles en Rosario. Allí estuvo presente el ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini, quien dijo que "si bien no hay destrucción masiva de puestos de trabajo" en Santa Fe, tampoco se está creando empleo nuevo.

El funcionario aludió a los últimos datos oficiales sobre empleo registrado en la provincia, que surgen de las bases de datos en las que se computan las altas y bajas de personal en la Afip. Corresponden al primer trimestre del año, que presentó una leve caída del 0,10 por ciento en relación al mismo período del año pasado. "Hubo 523 puestos de trabajo menos en relación a 2013", dijo.

Pero el ministro reconoció que en el segundo trimestre, aunque no hay todavía cifras oficiales, la situación se complicó al ritmo del enfriamiento de la economía y de crisis sectoriales, como la de la industria automotriz. "En este período hemos transitado distintas dificultades que se atacaron vía procedimiento de crisis, acuerdos de sindicatos y empresas, modificando modalidades horarias y de retribución, con algunas suspensiones contempladas en los convenios colectivos", dijo.

En números. Hasta mayo de este año, el Ministerio de Trabajo tenía registrado el inicio de 28 procedimientos preventivos de crisis, frente a 47 que se tramitaron durante todo 2013. Con ese paraguas se resolvieron 186 suspensiones y 77 reducciones horarias. En esa fecha, funcionarios de la cartera analizban que el crecimiento de estos procedimientos, que tuvieron en el arranque de 2014 a la industria frigorífica como principal protagonista, no habían experimentado grandes aumentos respecto del año pasado.

La cifra dista del año 2009, la peor crisis laboral que afectó a la provincia desde la depresión y el crac de 2001. En aquel año, hubo 501 empresas en procedimiento de crisis, con casi 40 mil trabajadores afectados.

El seguimiento de estos procedimientos tiene importancia porque expresan algún marco institucional en el que formalmente se ajustan salarios y condiciones de trabajo para ayudar a una empresa a pasar una situación de crisis. Y también son relevantes a la hora de tramitar los Repros, los subsidios al salario que paga el gobierno nacional a las empresas, con la condición de que no despidan.

Genesini sí señaló que los Repros gestionados en el ámbito de la provincia pasaron de 5 mil a 6 mil durante el primer semestre. "La situación no es matemática, hay algunos que cesan y aparecen otras empresas que los toman, es una situación para seguir atentamente aunque sin ser alarmista", señaló.

Siempre con los datos registrados del primer trimestre del año, Genesini señaló que hubo caída de empleo en el sector de la construcción y en el sector de hotelería, aunque también hubo sectores que crecieron, como el mercantil.

Curiosamente, las cifras de desempleo del Indec para el Gran Rosario en el primer trimestre bajaron a 6,7 por ciento, la más baja desde los 80. Una rara evolución para el contexto en que se midió, que en parte se explica por una reducción de la oferta de trabajadores.

Según el Indicador Local de Ciclo Económico de la Universidad Austral, la economía santafesina mostró una caída de 1,6 por ciento entre diciembre y mayo. La recesión y, sobre todo, la presión para cargar sus costos a los sectores más débiles de la economía, modificaron para mal la dinámica del mercado laboral. José González, subsecretario general de la Federación Nacional de Empleados de Comercio y Servicio (Faecys), dio un panorama del sector en todo el país, y sobre todo en el interior. "Estamos viendo pérdidas de empleo en los súper, donde no se renuevan contratos, o en comercios chicos que no pueden pagar el alquiler de los locales", señaló.

González bajó a Rosario para participar, junto a una treinta de secretarios generales de gremios mercantiles del interior del país, de un encuentro de capacitación que también sirvió para movilizar a los dirigentes del Movimiento Mercantil del Interior, una de las grandes líneas que participan de la conducción de la federación nacional. Entre otras cosas, respaldaron la gestión que lleva adelante el sindicato local, que conduce Luis Batistelli, a favor de la ley de descanso dominical.

Empleo joven. Las modificaciones que se estudian al proyecto que fue aprobado en la Cámara de Diputados de la provincia, incluirían precisamente una excepción para abrir ciertos comercios los domingos y feriados si son atendidos por jóvenes de primer empleo.

La situación laboral preocupa pero también lo que conlleva. González alertó que cuando hay presión sobre el empleo se agudiza la problemática del trabajo en negro o las situaciones de fraude laboral.

El ajuste de horas y modalidades de trabajo y la precarización operaron en los últimos trimestres como un "colchón" en el mercado de trabajo. El costo es menor ingreso. Por fuera de las cifras oficiales y las mesas "institucionales", el despido por goteo, los retiros forzados, el cese de personal temporario y los conflictos por disciplinamiento de la fuerza de trabajo, como los de las autopartistas, forman parte de un mundo laboral que no siempre se refleja en las estadísticas.

La movilización de los gremios no ha sido tan fuerte como en la crisis de 2008 y 2009. Sí continúan instancias oficiales, como la comisión de defensa del empleo. Carlos Rodríguez, el ex ministro de Trabajo de la provincia, durante cuya gestión se creó esa mesa para hacer frente a la crisis, saludó su continuidad. "En el 2009 el planteo que hicimos es que las empresas y los sindicatos negocien para repartir el trabajo y no despedir", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS