Economía

El mercado granario se anticipó a las retenciones

Sábado 01 de Septiembre de 2018

La posibilidad de que el gobierno suspenda la rebaja de las retenciones a la soja y aplique una nueva alícuota a los granos para paliar la crisis cambiaria generó la reacción de la dirigencia agropecuaria. Al mismo tiempo, provocó una parálisis en el mercado de granos y aceleró el registro de operaciones de ventas al exterior (DJVE) por parte de las cerealeras que buscan anticiparse a cualquier cambio y anclar los tributos a las actuales alícuotas.

En el cierre de la semana en la Bolsa de Comercio la actividad comercial quedó paralizada ante la incertidumbre por la volatilidad financiera y rumores de un posible nuevo paquete de medidas económicas. Con gran parte de los compradores habituales retirados del mercado, sólo hubo valores abiertos para los cereales.

En ese contexto, la soja disponible no tuvo cotización, mientras que sí hubo precios para trigo y maíz que cerraron con precios en baja y escaso volumen de operaciones.

Mientras en el mercado las operaciones eran escasas, los agroexportadores se adelantaron y las DJVE sumaron operaciones por 2,26 millones de toneladas de maíz, 1,5 millón de harina de soja, 339 mil de aceite de soja y 822 mil toneladas de trigo.

El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, consideró ayer "inapropiado" aplicar más impuestos y sostuvo que "en los últimos anuncios, el gobierno dijo que iba a trabajar por el déficit achicando el gasto".

También el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, advirtió que aplicar retenciones o reducir su disminución "sería tropezar dos veces con la misma piedra" y afirmó que "con la baja de las retenciones se motorizó la economía del interior".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario