Economía

El mapa salarial del sector tecnológico en Rosario

El salario promedio ronda los $ 31 mil, mientras que en otros rubos apenas supera los $ 13 mil.

Domingo 26 de Noviembre de 2017

Los trabajadores del sector tecnológico de la ciudad se encuentran entre los mejor remunerados. El salario promedio ronda los 31 mil pesos mientras que si se toman en cuenta el resto de las actividades económicas el salario promedio apenas supera los 13 mil pesos. Sin embargo, aunque las empresas tecnológicas rosarinas resultan seductoras por el nivel de ingreso que proponen, continúan enfrentándose a la falta de profesionales especializados.

A través del Observatorio del Polo Tecnológico Rosario (PTR) se realizó el informe salarial 2017 que presenta los niveles salariales de los 12 perfiles del sector software y servicios informáticos _telecomunicaciones, ingeniería y automatización, biotecnología, seguridad y energías renovables, entre otros_ que engloban a las empresas socias de la entidad.

Entre los principales datos arrojados por el estudio se destaca que el salario bruto promedio de un trabajador junior es de $23.473, el de un semi senior $31.765 y el de un senior $38.930.

Esos datos cobran especial relevancia si se toma en cuenta que el salario promedio que recibió la población ocupada en el aglomerado Gran Rosario fue de $13.150, de acuerdo a lo informado por la Fundación Banco Municipal de Rosario. Así, el salario bruto promedio de los socios del Polo que fueron encuestados es casi tres veces la media del Gran Rosario.

Germán Giró, presidente del Polo Tecnológico y socio fundador de la cooperativa de Trabajo Tecso, apuntó que los números relevados "muestran la fortaleza del sector".

"Las buenas remuneraciones que tiene que ver con el desarrollo de tecnología ponen blanco sobre negro. Como Polo nos parece interesante poner luz sobre la realidad del sector", indicó al tiempo que agregó que respecto a las necesidad de personal el 80% de las compañías manifestaron demandas latentes.

El máximo referente del Polo planteó que hay oportunidades concretas de generación de puestos de trabajo de calidad. "Si hoy hubiera mayor cantidad de profesionales del área el mercado puede absorberlos con muy buenas remuneraciones. Creemos que hay que fortalecer el desarrollo de las carreras informáticas. En el país se estiman que 5 mil puestos no se cubren anualmente. Es una industria que puede emplear y abre un espacio para emprender, no necesariamente la opción es emplearse en una compañía", puntualizó Giró.

En ese sentido, señaló que "Rosario sigue teniendo un déficit de profesionales" pero apuntó que contar con universidades con muy buenas carreras es sumamente importante para cubrir la faltante de recursos humanos.

Sobre el nivel de ingreso de los profesionales de la ciudad, Giró recordó que hace algunos años las remuneraciones en Rosario eran más bajas que en Buenos Aires o Córdoba y eso fue visto como una gran ventaja para la localización de grande empresas, pero hoy se equipararon las realidades. "Rosario sigue con otras ventajas como la escala de la ciudad, pero ya no está esa diferencia salarial de un 10 o 15%", remarcó.

El informe salarial detalla que un desarrollador de aplicaciones junior tiene un salario de 22.017 pesos, semi senior asciende a 28.308 pesos y senior de 36.778 pesos. Por su parte, el puesto arquitecto de soluciones ofrece remuneraciones de 24.540 pesos, 32.733 pesos y 43.031 pesos.

En tanto, un diseñador gráfico recibe un sueldo de 18.125 pesos para el puesto junior, 21.500 pesos para la posición senior y 35.656 pesos para senior. El salario de un analista tester va de 18.129 pesos a 29.890 pesos y 35.452 pesos.

En el capítulo sobre expectativas salariales se detalla que las empresas encuestadas esperan subir 24% los sueldos y respecto a la incorporación de personal el 80% de las firmas dijo que analiza sumar personal. El perfil más buscado es desarrollador de aplicaciones.

El escenario actual

Por otra parte, el titular del Polo hizo un repaso sobre la situación de las empresas de la ciudad y si bien durante el año que casi está llegando a su fin las diferentes firmas atravesaron escenarios más positivos o negativos, destacó que el avance de la tecnología es global y no influye tanto la coyuntura de los países. "Las empresas nos podemos dividir de acuerdo a como son sus modelos de negocios, las más grandes focalizadas en servicios desde principio de año sintieron un poco el atraso del tipo de cambio y después se fue compensando con el correr del año. Las más volcadas al desarrollo interno les fue más difícil y a medida que avanzo el año fue reencontrando el camino", puntualizó.

En rigor, subrayó: "La coyuntura de los países o regiones quedan supeditadas a la altísima demanda de tecnología. Se necesitan muchas aplicaciones tecnológicas y eso compensa tal vez el mercado interno más resentido y también abre un desafío para que las empresas se piensen globales. Desde el Polo trabajamos en la internacionalización de las empresas, recientemente tuvimos una misión a Chile muy interesante".

De cara al 2018, Giró adelantó que en marzo el Observatorio del Polo volverá a realizar un relevamiento sobre las expectativas de las empresas pero consideró que la tendencia es "el sector va a seguir creciendo".

"La tendencia global es la transformación digital del entramado productivo y eso sigue abriendo oportunidad no solamente para el software sino para la biotecnología, nuevos materiales o bioenergía. Para la base tecnológica en general. Eso nos permite seguir adelante a pesar de las condiciones más coyunturales del país, que habrá que ir viendo como se mueven", indicó.

Lo que se viene

En el Polo también hay muchas expectativas por la puesta en marcha de la nueva nave de Zona i, donde se van a radicar 10 nuevas empresas. Giró comentó que a fin de diciembre se hará la entrega oficial de llave de las nuevas oficinas y que se prevé que en marzo ya estén instaladas las firmas. También recordó que avanza el proyecto para la radiación de una escuela secundaria técnica en el predio y la remodelación de otros edificios existentes, entre otros proyectos, para la puesta en marcha de un espacio "maker".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario