Economía

El maíz va por un nuevo récord productivo pese a la lluvia

Las expectativas superan los 100 quintales por hectárea para los maíces tempranos.

Domingo 27 de Enero de 2019

El maíz resiste los excesos hídricos y podría alcanzar un nuevo récord productivo. Es que en medio de tormentas que han superado los 100 milímetros, el cultivo completa el llenado de granos. Como en pocas campañas, sobresale el excelente estado del cereal. Las expectativas superan los 100 quintales por hectárea para los maíces tempranos, relevó la Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Por otra parte, el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe informó que gracias a los cuatro días de estabilidad climática de principio de semana, se normalizaron las actividades agrícolas con mejoría de condiciones de pisos en todos los departamentos del centro y sur santafesino.

Lentamente, en el sector de mayor impacto de los eventos climáticos, con excesos hídricos extraordinarios en los departamentos 9 de Julio, Vera, General Obligado y norte de San Javier, fue escurriendo superficialmente el agua.

Los procesos de siembra para los cultivos de segunda o tardíos se reanudaron, como la aplicación de herbicidas en lotes con soja de primera y de segunda, particularmente en los departamentos del centro–sur; siembra de maíz de segunda y sorgo; resiembra de soja y maíz de segunda en lotes que habían sido afectados por los excesos hídricos; evacuación de los excesos hídricos, con bombas de desagote en ciertas áreas del cultivo de arroz; cosecha del cultivo girasol y picado de maíz de primera, para autoconsumo.

Hasta el 22 de enero el cultivo de maíz presentó un avance en la siembra del 90%, representando unas 174.600 hectáreas. Unas 89.000 correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, los cuales tendrían dos usos: un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro como forraje, para consumo animal bovino. En toda el área, que comprenden los departamentos del centro y sur, se reanudó lentamente a medida que las condiciones de cama de siembra y piso lo permitieron, el movimiento de sembradoras y de equipos aumentaron su ritmo.

La actividad de picado de cultivares de maíz temprano, particularmente en el área de influencia de las cuencas lecheras en los diferentes departamentos, se reinició a muy buen ritmo, facilitado el mismo por las condiciones de buen tiempo. Los rendimientos mantuvieron los muy buenos resultados en cuanto a calidad y cantidad, que habían expresado en los comienzos, los mismos en promedio fueron 12 a 13 metros bolsa/hectárea, comunicó el SEA.

Los cultivares en un 97% presentaron un muy buen estado a excelente y el 3% restante regular, consecuencia de los grados de impacto de los diferentes eventos ocurridos en los distintos departamentos, como caída de piedras, fuertes ráfagas de viento, excesos hídricos y mortandad de plantas. Se estimó que el rendimiento promedio sería superior en 10 a 11 quintales por hectárea que el obtenido la campaña anterior, que fue de 76 quintales por hectárea y la producción superaría las 500.000 toneladas.

Así, el maíz resiste los excesos y podría alcanzar un nuevo récord productivo. Es que en medio de tormentas que superan los 100 milímetros, el cultivo completa el llenado de granos. Como en pocas campañas, sobresale el excelente estado del cereal. Las expectativas superan los 100 quintales por hectárea para los maíces tempranos, según el GEA.

Un 53% de los cuadros está en grano lechoso y un 35% en grano pastoso. El resto está floreciendo y aún le queda un largo tramo por recorrer. La falta de insolación podría jugarle algunos puntos en contra al llenado.

Soja

Las condiciones ambientales que se registraron durante la semana, permitieron un normal desarrollo y comienzo del período de floración bajo muy buenas condiciones para la soja temprana, como muy buena disponibilidad de agua útil, temperaturas medias diarias y horas de sol. Estas condiciones permitieron la realización de los controles de malezas que se habían complicado y con ello el avance agresivo de las mismas, por la falta de piso y accesibilidad a los lotes. En muchos casos ante el desarrollo de las estructuras de las plantas alcanzado, la aplicación terrestre se complicó quedando la alternativa de la aplicación aérea, con la dificultad de no se pueda cubrir la demanda, señaló el SEA.

Un 80% de los cultivares presentaron estado bueno, con lotes muy buenos y el 20 % restante continuó manifestando el impacto y los inconvenientes ya mencionados.

Las condiciones climáticas que reinaron en los diferentes escenarios que se describieron en los anteriores informes y ante los días de estabilidad registrados permitieron realizar ciertas tareas de resiembra de soja tardía en sectores de lotes que se encontraron con encharcamiento y anegamiento, situación que no fue generalizada, sino parcial, de acuerdo a las características y a las condiciones de cada departamento. Se registró gran actividad de control de malezas, en la semana.

El cultivo de soja tardía siguió presentando consecuencias e impactos de importancia, luego de este período húmedo, siendo muy diverso y con grados de complejidad de relevancia, de acuerdo con lo que estuvo padeciendo el cultivo en los diferentes departamentos del centro y norte santafesino. Por el gran avance de enmalezamiento, se realizaron aplicaciones a todo dar.

"Hay muchas dudas sobre las siembras que restan. Se tratan de 145 mil hectáreas de soja de segunda, junto a unas 40 mil de soja de primera. En algunas áreas se esperaría hasta fin de enero, pero en otros lugares la cantidad de agua le puso fin a la esperanza. 'Quizás, si dejase de llover...', algunos comentan. Hasta ahora, un 8% de soja de segunda está sin sembrar junto a unas 40 mil hectáreas de primera que se han resembrado sin éxito. Casi finaliza la ventana de siembra de la oleaginosa, pero los que cuenten con maquinaria propia y semilla, seguirán tratando en función de lo que el clima y las condiciones de suelo dejen hacer", reflexionaron los especialistas del GEA.

En tanto, el cultivo de arroz sigue complicado. Continuaron las tareas de evacuación de las diferentes áreas y el salvataje de la mayor superficie posible. El daño es muy grande, pues los caudales de agua siguieron siendo importantes. Pese a la estabilidad climática, la evolución de los cultivares continuó siendo heterogénea, con lotes que comenzaron una floración irregular y fallida en cierto porcentaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});