Economía

El jefe del BCRA presentó un plan de estabilización económica

Se congelará hasta junio el crecimiento de la base monetaria y se buscará mantener al dólar entre la banda de $ 34 y $ 44. No habrá tasa de referencia.

Jueves 27 de Septiembre de 2018

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, anunció ayer que a partir del 1º de octubre el dólar flotará entre los 34 y 44 pesos y aclaró que la autoridad monetaria sólo intervendrá en el mercado de cambios en caso de operar por fuera de esos valores. Como parte del plan de estabilización presentado ayer, dijo también que congelará el crecimiento de la base monetaria hasta junio del año próximo con la intención de bajar la inflación mediante un duro ajuste monetario.

Sandleris, quien reemplazó a Luis Caputo al frente de la autoridad monetaria, brindó una conferencia minutos después de que su jefe político, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, diera a conocer el nuevo acuerdo con el FMI. El nuevo pacto con el organismo internacional dispuso un refuerzo de 7 mil millones de dólares del préstamo firmado en junio pasado y el adelantamiento de desembolsos por u$s 19 mil millones.

Presentado como un "plan de estabilización", como los viejos planes de coyuntura de los 80, Dujovne explicó la pata fiscal, al ratificar el déficit cero para el presupuesto 2019. Sandleris abundó sobre la pata monetaria, una suerte de convertibilidad móvil con dos elementos centrales: el congelamiento de la emisión de pesos y el establecimiento de una banda de flotación cambiaria, con tablita de devaluación incluida.

En materia cambiaria, el funcionario anunció la puesta en marcha de dos zonas de intervención y no intervención en el mercado de cambios. Resaltó que "en una zona de no intervención" el dólar oscilará entre un 34 y 44 pesos, un rango en el cual dijo que el equipo del BCRA se siente "muy cómodo".

Sandleris dolar entre 34 y 44

Detalló que cuando la cotización supere el máximo se realizarán ventas de hasta u$s 150 millones diarios para prevenir "oscilaciones injustificadas". En caso que la cotización baje la línea de los 34 pesos, el organismo sumará divisas para aumentar el volumen de las reservas. Y esterilizará los pesos.

Sandleris estimó una tasa de devaluación del 3 por ciento mensual dentro de esa franja de flotación, los pesos liberados serán rápidamente esterilizados.

Adelantó que con su llegada al organismo "se inicia una nueva etapa en la que quedan atrás las intervenciones cambiarias para acotar la variabilidad nominal de la economía". Por el contrario el organismo vuelve a enfocarse "en la política monetaria como el ancla". Pero no será, aclaró, a través de metas de inflación. Dijo que ese sistema funciona en el mundo pero no en Argentina. Por eso ensayará con este esquema mixto.

El plan es profundizar el torniquete monetario para inducir, con recesión, a bajarlos precios. No lo hará fijando una tasa de referencia sino congelando la emisión de pesos. El objetivo, dijo, es que la base monetaria no crezca hasta junio del año próximo.

Un indicador será la Leliq, pero sólo con operaciones con bancos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario