Economía

El Invap facturó 80 por ciento menos que los cuatro años anteriores

Precisó que esas complicaciones se dieron en el frente externo con un "dólar planchado" con inflación interna que se tradujeron en aumento de costos en dólares

Domingo 15 de Octubre de 2017

La empresa estatal rionegrina Invap aprobó su balance del último ejercicio con una facturación anual de 3.200 millones de pesos y logró utilidades superavitarias por 16º año consecutivo, al tiempo que anunció la concreción de importantes cambios en sus líneas gerenciales.

Así lo informó el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, en una conferencia junto al presidente de Invap, Horacio Osuna, y el gerente general y CEO de la empresa, Héctor Otheguy, quienes recordaron las dificultades que atravesó la compañía en el ejercicio pasado, en función del contexto macroeconómico del país.

"El resultado económico del ejercicio fue de 22 millones de pesos, casi el 80% por debajo de los cuatro años anteriores, cuando varió entre 90 y 100 millones de pesos de utilidades por año", sostuvo Otheguy, que, sin embargo, lo consideró "un buen balance, en función de los inconvenientes" que enfrentó la compañía.

Precisó que esas complicaciones se dieron en el frente externo con un "dólar planchado" con inflación interna que se tradujeron en aumento de costos en dólares, en especial en contratos firmados hace tres o más años; y en la reducción de compras y contratos del Estado nacional, que implican el 75% de su facturación.

"La empresa viene de un crecimiento muy importante en los últimos diez años, en los que pasó de una facturación anual menor a los 30 millones de dólares, con una planta de 350 empleados, a la actualidad con ventas por casi 200 millones de dólares y 1.400 empleados", agregó Otheguy.

Indicó que los cambios del país y el mundo obligan a la empresa a buscar alternativas y nuevos negocios, buscando "equilibrar el componente de facturación nacional con el internacional, y explorando nuevos negocios".

En función de esa adaptación es que las autoridades de la empresa, junto al gobierno provincial, diagramaron un nuevo esquema jerárquico, tanto en el directorio como en los mandos gerenciales.

El propio Otheguy dejará la gerencia general para asumir la presidencia del directorio, en reemplazo de Osuna, un científico y directivo histórico de la firma, quien seguirá en el organismo aunque en otro cargo.

A su vez el actual subgerente general, Vicente Campeni, ocupará el cargo ejecutivo más alto de la empresa, que deja Otheguy, y adelantó que la semana que viene darán a conocer los cambios en las demás líneas gerenciales.

Weretilneck expresó su satisfacción luego de la asamblea general anual de Invap en la que aprobaron los balances y designaron los cambios de autoridades, y dijo que "luego de un año difícil hay muchas expectativas por esta nueva etapa y los desafíos que vienen para la empresa".

La empresa estatal rionegrina de alta tecnología Invap buscará crecer en el mercado exterior para equilibrar su componente de facturación.

Agregó que esto implicará la creación de nuevas áreas de negocios, como la de seguridad, y la redefinición y el fortalecimiento de otras, como la de energías renovables. "De hecho el propio gobierno nacional nos convocó para encarar estos cambios, para tener nueva inserción en las compras nacionales", afirmó.

A su vez Otheguy, quien cumplió 26 años en el manejo ejecutivo de la empresa, de la que integró el grupo fundador, destacó que la firma "nunca dejó de buscar contratos en el exterior" y que "a partir de estos nuevos desafíos vamos a buscar más negocios afuera, hasta acercarnos al ideal de contar con una facturación que sea mitad y mitad".

Invap nació en septiembre de 1976 en Bariloche para dedicarse a facilidades de energía nuclear, con lo que logró prestigio internacional en el diseño y construcción de reactores de investigación, entre otras exportaciones; para luego avanzar en la fabricación de satélites y radares, entre otras especialidades tecnológicas.

Desde su fundación, pasó de 350 empleados y una facturación anual menor a los 30 millones de dólares, a una dotación de 1.400 científicos y técnicos, y ventas anuales de 200 millones de dólares.

"Ahora atravesamos dificultades momentáneas, con las nuevas prioridades económicas del gobierno nacional, debemos adaptarnos a nuevos desafíos", dijo.

Señaló que estudian el proyecto de presupuesto 2018 recientemente enviado por el gobierno al Congreso y que "seguramente tendrá restricciones importantes para la empresa". Pero aclaró que "no es un panorama grave, como lo fue el ajuste en los 90, que nos llevó a un recorte masivo de personal".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario