Economía

El gremio mercantil, en alerta por la "crisis" de Carrefour

El sindicato de empleados de comercio de Rosario rechazó el argumento de la cadena francesa para pedir un procedimiento de crisis

Sábado 07 de Abril de 2018

El Sindicato de Empleados de Comercio de Rosario declaró el estado de alerta y desde ayer realiza asambleas informativas en las cinco sucursales que posee en esta ciudad la cadena supermercadista francesa Carrefour, que sorpresivamente pidió anteayer al Ministerio de Trabajo de la Nación la apertura de un Proceso Preventivo de Crisis (PPC) fundamentado en la caída del consumo y para "garantizar la continuidad de sus operaciones en Argentina".

La cartera laboral convocó para la semana que viene a una reunión entre las partes e indicó que en la misma, que podría realizarse el lunes, se conocerá cuál es el estado de situación y las exigencias que tiene la compañía."La empresa alega un fuerte aumento en los costos y caída en las ventas. El objetivo es resguardar los puestos de trabajo, pero todavía no se puede hacer una evaluación concreta", destacaron desde el ministerio.

A nivel nacional, el gremio mercantil que conduce Armando Cavalieri denuncia que la multinacional tendría intenciones de cerrar 11 sucursales en todo el país, despedir a 2.700 mil de sus 18 mil empleados, y reducir los sueldos en un 20%, entre varias medidas de precarización y flexibilización.

En Rosario, el sindicato intenta que no cunda el pánico entre los empleados y evalúa que la crisis que argumenta Carrefour no es tal. "Mientras desde la empresa de capitales franceses dicen que atraviesan una situación económica compleja luego de tres años de pérdidas en el país, nosotros afirmamos que Carrefour tiene ganancias exorbitantes, pero una muy mala gestión", señaló el gremio local en un comunicado.

"Hemos observado que son años de mala gestión, lo que llevó a la empresa a esta situación, en un contexto en el que ha bajado el consumo", señaló Diego Virgili, miembro del consejo directivo de los mercantiles y uno de los delegados gremiales en una de las sucursales de la cadena. Agregó que "eso es una realidad social que vemos todos los días, pero no implica que estén atravesando una crisis empresarial".

Virgili recordó que, cuando al 31 de diciembre de 2015 el sindicato realizó un relevamiento para comparar a cuánto compran y a cuánto venden algunos supermercados, "en Carrefour se detectó la exorbitante e insultante ganancia que obtenía esta cadena", con recargos de un 50% y hasta un 250% sobre el costo en algunos productos.

Asimismo, el gremio local denunció que la cadena "se lleva todas sus ganancias a Francia, y desde el año 2009 redujo la planta de trabajadores en las sucursales de Rosario, de 800 a los 453 puestos cubiertos actualmente".

"Esta es la realidad que vemos desde nuestro Sindicato, lo cual nos lleva a desconfiar de esta solicitud de Carrefour, detrás de la cual detectamos la intención de la empresa de seguir reportando tasas de retorno a su casa matriz, a costa de despidos encubiertos, tras la figura del retiro voluntario".

Finalmente, Virgili explicó que el PPC le permitiría a la firma bajar las cargas patronales y ahorrarse entre un 45% y un 55% gracias a asistencia estatal. Durante ese período, "deben comprometerse a no despedir gente", advirtió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario