Economía

El gobierno va a la Justicia por Aerolíneas Argentinas

El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunció que el gobierno solicitará hoy la intervención de la Justicia para que adopte "las medidas que garanticen la continuidad de la prestación de las operaciones de las compañías" Aerolíneas Argentinas y Austral.

Jueves 10 de Julio de 2008

El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, anunció que el gobierno solicitará hoy la intervención de la Justicia para que adopte "las medidas que garanticen la continuidad de la prestación de las operaciones de las compañías" Aerolíneas Argentinas y Austral.

  El funcionario explicó que se tomó esta decisión "ante la grave situación del no pago de sueldos y aportes sociales de los trabajadores y los problemas que se registran en la operación de tales compañías" afectadas por la indisponibilidad parcial de sus aviones.

  Junto con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, Jaime mantuvo ayer una reunión en la cartera laboral con dirigentes de los gremios que nuclean al personal empleado en Aerolíneas y Austral, actualmente en manos mayoritarias del grupo español Marsans.

  Al término del encuentro, que se extendió por tres horas, Jaime explicó que "mañana (por hoy) indicaremos al juez los motivos de la reunión y le pediremos que tome las medida que coresponde para tener seguridad jurídica y garantizar el pago de los haberes atrasados y la continuidad de las operaciones".

  La empresa, en tanto, optó por no formular declaraciones al respecto.

  La causa referida al concurso preventivo de Aerolíneas está en el juzgado en lo comercial número 3, a cargo del juez Jorge Silvio Sicoli.

  El titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (Apla), Jorge Perez Tamayo, explicó al respecto que las organizaciones gremiales se van a presentar también en dicho juzgado para pedir garantías de cobro de los haberes y contribuciones sociales atrasadas de los trabajadores. Asimismo, dijo que comprometerán su esfuerzo para garantizar la operatoria de Aerolíneas y Austral.

  En el acta firmada en la cartera de Trabajo ambas partes manifestaron que "están de acuerdo en que resulta indispensable tomar estas medidas, ante la crisis que afecta a las empresas, y la falta de respuesta de parte de los responsables de la gestión de las mismas".

  Trabajo exhortó a la entidad sindical para que se comprometa a "asegurar en los próximos sesenta días, el normal desarrollo de las relaciones laborales con la empresa y la prestación de los servicios aéreos en todos los sectores, preservando los derechos de los usuarios".

  Aerolíneas Argentinas registraría un fuerte pasivo, que fuentes del sector estiman en los 400 millones de dólares, y además tendría desafectada a 30 por ciento de su flota. Su capital accionario mayoritario (85 por ciento) está en manos del Grupo Marsans desde que el gobierno de España le cediera tales acciones en 2002.

  En los últimos meses el gobierno nacional decidió que hará uso de la opción de acrecentar su participación accionaria en Arsa por hasta el 20%, e impulsó el ingreso de un socio privado local, Juan Carlos López Mena, dueño de Buquebús. Cuando se suponía que las partes habían encarado el estudio de valuación de los activos de la compañía para determinar el precio a pagar por tal ingreso se aceleró la crisis en Aerolíneas. El posible ingreso de un socio privado argentino a la compañía queda ahora supeditado a un previo ordenamiento de la situación en Aerolíneas, lo que explicaría el pedido de intervención judicial en la empresa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario