Economía

El gobierno difunde el índice oficial de precios al consumidor del 2007

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá hoy la inflación de diciembre, con la cual se completará la serie anual...

Lunes 07 de Enero de 2008

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá hoy la inflación de diciembre, con la cual se completará la serie anual del Indice de Precios al Consumidor (IPC). Se estima que en el fabuloso mundo de las estadísticas oficiales, este indicador dará cuenta de un incremento de precios desde enero de entre 8 y 8,5%.

  La difusión del IPC, un indicador que releva precios en Capital Federal y Gran Buenos Aires pero que durante muchos años fue tomado como referencia nacional, será el broche de oro de un año a recordar como el de la destrucción de las estadísticas oficiales. Esto a partir de la intervención ordenada en enero de 2007 por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a Beatriz Paglieri.

  A poco de asumir el ministro de Economía, Martín Lousteau, adelantó su intención de avanzar en la construcción de un nuevo indicador de precios y advirtió que sólo se pondrá en marcha una vez que estuviera debidamente verificada su efectividad.

  Por ahora, la situación está lejos de normalizarse. La semana pasada, el conflicto entre el gobierno y un sector de trabajadores del Indec sumó un nuevo capítulo ante el alejamiento del director de Cuentas de la Producción, Federico Dorín, y el despido coordinador informático del índice de inflación, Emilio Platzer. Este último declaró como testigo ante los fiscales Manuel Garrido y Carlos Stornelli (hoy ministro de Seguridad bonaerense) en la causa por manipulación de datos.

  Los analistas privados estiman que el organismo difundirá una inflación de diciembre no mayor al 1%, lo cual permitiría al gobierno exhibir una índice de precios oficial acumulado en el año que no supere el 8,5%. Las listas de precios acordadas entre Moreno y algunas cadenas de supermercados y la fuerte baja de algunos productos hortícolas le permitirían el organismo dibujar una evolución de precios contenidos en el rubro alimentos.

  Esto ayudaría a presentar una evolución "moderada" de las canastas básicas alimentaria y total, que sirven para medir la línea de indigencia y la pobreza.

  De todos modos, la inflación oficial, que permitió al gobierno ahorrarse cientos de millones de pesos en el pago de deuda ajustada por CER, perdió hace tiempo su función de referencia para el desarrollo de la actividad económica. La prueba mayor es la catarata de negociaciones salariales del último trimestre para acordar el pago de un plus que compense el aumento de los precios, basado en cálculos de subas superiores al 15%. Incluso, la primera ronda paritaria del año 2008, la de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), prevé un acuerdo de sólo seis meses.

  Si los números que dará a conocer el Indec están dentro de lo que se espera, el IPC tradicional habrá cerrado 2007 dos puntos por encima de lo que marcó hasta noviembre el IPC Nacional en la provincia de Santa Fe. Este último indicador que comenzó a difundirse a fines de 2005 comenzó a ser utilizado como referencia a partir de enero del año pasado.

  Pero su credibilidad también comenzó a mellar cuando se manipularon los números de las provincias con mayor dinámica inflacionaria, como Mendoza, que llevaban a una evolución de precios del 20% anual. La extraña tendencia a la convergencia entre el IPC tradicional y el IPC Nacional en la segunda mitad del año pasado dio la pauta de un nuevo piso de intervención, que se vio reflejada en noviembre, cuando el indicador de las provincias arrojó deflación en cinco distritos. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario