Economía

El gobierno culpó a Alberto Fernández por otro temblor en el mercado financiero

La Casa Rosada sostiene que sus palabras críticas sobre el acuerdo con FMI disparó el dólar, el riesgo país y la caída de las acciones y los bonos.

Miércoles 28 de Agosto de 2019

El gobierno de Mauricio Macri salió ayer a responsabilizar al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, de la debacle en el mercado financiero —con baja de acciones, bonos y suba del riesgo país— y el repunte del dólar luego de más de una semana de calma. La Casa Rosada aduce que las palabras del ex jefe de Gabinete, con comunicado incluido, luego de la reunión con los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) dispararon el temor en los mercados. En esa reunión, incluso, los funcionarios del Fondo hablaron "vacío de poder", palabras que luego desmintieron en un escueto comunicado.

Fue un día de muchos nerviosismo en la Casa Rosada luego de otra jornada negra para los activos argentinos, que vio subir el riesgo país por arriba de los 2.000 puntos básicos (la cifra se cerró en 2.001) y con un salto de 2,5 por ciento en la cotización del dólar, que cerró en 58,60 pesos pese a la fuerte intervención del Banco Central (ver página 8).

Con todos los números en rojo, Macri convocó de urgencia, a media tarde, a la Casa Rosada al jefe de Gabinete, Marcos Peña; a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para hacer un balance del día y analizar los pasos a seguir.

Si bien no hubo comunicado oficial ni nadie ofició de vocero, en esa reunión se señaló a un único responsable: Alberto Fernández. Creen que el candidato peronista quebró la tregua con el comunicado que emitió tras la reunión con el FMI. "Quienes han generado esta crisis, el gobierno y el FMI, tienen la responsabilidad de poner fin y revertir la catástrofe social que hoy atraviesa a una porción cada vez mayor de la sociedad argentina. Para ello deberían arbitrar todos y cada uno de los medios y las políticas necesarias", afirmó el equipo comunicación de Fernández. Se cuestionó además el uso del préstamo del organismo y se denunció que se usó para "financiar la fuga de capitales". El Fondo debe decidir si gira 5.400 millones de dólares a mediados de septiembre.

Sin embargo, además del duro comunicado, circularon las versiones de que la misión del FMI había hablado de "vacío de poder" y de posible adelantamiento de las elecciones.

En el gobierno interpretaron la reacción del Frente de Todos, luego de la reunión que mantuvo Alberto Fernández con los enviados del FMI, como una advertencia al Ejecutivo, que —a pesar del resultado de las Paso— no se resigna de cara a la elección general de octubre. Incluso, las voces oficiales llegaron a decir que el endurecimiento del peronismo tuvo que ver con las movilizaciones a favor de Macri el sábado pasado en las principales ciudades del país.

Miguel Angel Pichetto, el candidato a vicepresidente, fue el dirigente de mayor peso de Juntos por el Cambio en defender estos argumentos en público y lo adjudicó a las fisuras internas dentro del Frente de Todos. "Cerca de la ex presidenta (Cristina) no quieren ningún diálogo con el gobierno. Piensan que mientras peor, mejor. El kirchnerismo duro no acompaña la moderación", sostuvo el senador del PJ en diálogo con Mitre. "El 2001 sería el mejor escenario para el Frente de Todos. El default está cerca, porque serviría no pagarle a nadie durante 3 años", insistió Pichetto.

Prender fuego

En ese aspecto, el senador peronista sostuvo que el gobierno de Macri "va a tomar decisiones y está obligado a tomarlas" porque "esta solo" y "del otro lado quieren prender fuego a la pradera y están tirando nafta".

Otro que habló en público fue Dante Sica. El ministro de la Producción dijo directamente que las palabras del lunes de Alberto Fernández criticando el acuerdo con el FMI le había costado ayer al país más de 300 millones de dólares de sus reservas.

"Este no es un período de transición, pero hoy la estabilidad no es sólo un compromiso del gobierno sino que debe ser también de los otros sectores; una declaración de ayer (por el lunes) de Alberto Fernández le costó al país US$ 300 millones", dijo Sica en la jornada de IDEA en la Usina del Arte, en el barrio porteño de La Boca.

Estas declaraciones del staff oficialista —tanto en on como en off— no tuvo ayer réplica de dirigentes del Frente de Todos ni del propio Fernández, quien siguió con su agenda de campaña de cara a las presidenciales del 27 de octubre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario