Economía

El gobierno canceló la reunión y acusó al campo de romper el diálogo

El gobierno canceló hoy la reunión que se había acordado para esta tarde con los  representantes de las cuatro entidades agropecuarias al acusarlas de romper el diálogo con e l tono “agresivo y vehemente” de  los discursos que pronunciaron ayer en el multitudinario acto de Rosario. Simultáneamente, trascendió que el Ejecutivo firmaría por decreto una medida destinada a aliviar las retenciones para las operaciones a futuro. Fotos 25 de Mayo en Rosario

Lunes 26 de Mayo de 2008

Buenos Aires.-     Después del multitudinario acto  del campo en la ciudad de Rosario, el Gobierno reaccionó hoy  cancelando la reunión que se había acordado para esta tarde con los  representantes de las cuatro entidades agropecuarias, aunque  trascendió que firmaría por decreto una medida destinada a aliviar las  retenciones para las operaciones a futuro.

Así lo hicieron saber este mediodía fuentes oficiales a DyN,  luego que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reconociera en  diálogo radial que “hay que corregir ese punto” de las retenciones  referido a los mercados a término, porque en ese casi “las cosas se  distorsionan y se complican” y “hay que darle tranquilidad al  productor”.

De esa manera el Gobierno parece intentar una fórmula  destinada a aplicar un paliativo a los reclamos del sector, pese a haber  anunciado su decisión de no recibir hoy a los dirigentes, en  repudio a las duras expresiones que ayer manifestaron los cuatro  titulares de la Comisión de Enlace en el acto de Rosario, que convocó a  unas 300 mil personas.

Conocida la decisión de suspender la reunión, que en principio  estaba prevista para las 16, los dirigentes del campo dijeron no  sentirse “sorprendidos” porque a su entender, el Gobienro no hizo  más que “dilatar” respuestas al reclamo concreto de reducir las  retenciones a las exportaciones agropecuarias.

En tanto resolvieron reunirse después del mediodía para  analizar los pasos a seguir y la respuesta orgánica que darán a la  postura gubernamental.

La Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas  (CRA), Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y la  Federación Agraria Argentina (FAA) deliberarán para determinar si  reanudarán las protestas luego que el Gobierno decidiera una vez  más hacer oídos sordos a sus pedidos.

Sin embargo, la más combativa agrupación de productores, la  delegación entrerriana de Gualeguaychú de la Federación Agraria,  dirigida por Alfredo de Angelis, ya realizaba este mediodía cortes de  ruta en la entrada al Túnel Subfluvial.

Anoche, después de conocerse la enorme convocatoria que  tuvieron los dirigentes del agro ante el Monumento a la Bandera,  trascendió que se reunieron en Olivos para decidir los pasos a seguir la  Presidenta, Cristina Kirchner, su marido y antecesor, Néstor  Kirchner y el jefe de Gabiente.

Sin embargo Alberto Fernández desmintió rotundamente la  realización de ese encuentro y dijo desconocer de dónde había salido la  versión.

Hoy Fernández dijo sentirse “apenado” por lo que consideró  “enormidades” y “tremendos conceptos” vertidos por la dirigencia  agropecuaria en el acto de ayer al mediodía.

Consideró que el contenido de los discursos de Luciano  Míguens, Mario Llambías, Eduardo Buzzi, de Angelis y Fernando Gioino  revelaba que no tenían disposición al diálogo y por ello decidió  cancelarlo.

La reacción del Gobierno causó desánimo  ya que hace prever  que seguirá prolongándose aún más la salida a un conflicto que ya  lleva 75 días y que viene causando estragos en distintos sectores de  la economía vinculados con la producción agropecuaria y el  negocio de las exportaciones.

A través del canal Todo Noticias de televisión, hubo un  diálogo entre un miembro del gobierno, el ministro de Justicia, Aníbal  Fernández, y Míguens.

Aunque no alcanzaron un acuerdo, al menos mantuvieron una  conversación moderada en la que por un lado el ministro dijo que si al  Gobierno “le vienen con la receta armada, es imposible” mantener  negociaciones, y Míguens consideró que el Gobierno “no quiere  discutir el tema”. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario