Economía

El gobierno avanza con aumentos de impuestos, sin apurar la reforma fiscal

El socialismo desaceleró la marcha en pos de un nuevo intento para discutir una reforma tributaria en la Legislatura. En cambio, avanza, al menos por ahora, en el camino de aumentar directamente los valores por los impuestos ya existentes.

Miércoles 08 de Febrero de 2012

El socialismo desaceleró la marcha en pos de un nuevo intento para discutir una reforma tributaria en la Legislatura. En cambio, avanza, al menos por ahora, en el camino de aumentar directamente los valores por los impuestos ya existentes. El gobernador Antonio Bonfatti confirmó ayer que en la mira está el inmobiliario rural, por el que los contribuyentes pagan sumas "irrisorias" en relación al valor de mercado de sus campos.

El gobierno provincial ya dispuso desde el primer día de febrero un aumento de las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos a los comercios que facturan más de 30 millones de pesos anuales. Lo hizo sin pasar por la Legislatura, aplicando un marco legal que le permite incrementar esa imposición hasta un 20 por ciento.

Es que, pese a que el inicio de la discusión paritaria volvió a poner en el tapete el debate sobre un cambio en la estructura impositiva de la provincia, el panorama político en la Legislatura aparece complicado, no sólo por las diferencias entre el oficialismo y la oposición sino al interior mismo de esos espacios.

Así, poco después de que el vicegobernador Jorge Henn anunciara el inicio de conversaciones en la Cámara alta para agendar la necesidad de una reforma, el diputado socialista Raúl Lamberto aclaró que no hay ninguna mesa de diálogo establecida para discutir el tema con la oposición. Fue más allá al considerar que sin un acuerdo político "muy firme" con el justicialismo, un proyecto de cambiar impuestos "no tiene chances" de ser aprobado este año.

Y advirtió al propio gobernador, incluso, que no debería repetir la experiencia de su antecesor, Hermes Binner, que fue derrotado tres veces en su intento parlamentario de discutir una reforma. De allí, que condicionó esa discusión a la construcción de consensos previos.

Durante su mandato, Binner intentó tres veces introducir cambios a la estructura de la provincia. Básicamente revisar las exenciones tributarias que se otorgaron en los 90 a sectores de la industria y el agro, así como a la actualización de las valuaciones sobre las cuales se calcula en el inmobiliario. Sólo en el segundo intento, en 2009 logró que la Legislatura aceptara revisar algunas exenciones menores y un ajuste en el impuesto sobre las propiedades rurales y urbanas.

Según un informe de la federación de sindicatos de trabajadores municipales (Festram), gremio que este año insistió con reabrir la discusión impositiva, se pierden 3 mil millones de pesos en recaudación por exenciones y desajustes en la valuación fiscal ,que en buena parte de los casos benefician a grupos económicos importantes.

El último intento de reforma fiscal lo hizo el oficialismo en 2010, cuando se creó un fondo salarial para atender el resultado de las paritarias con los gremios públicos. Pero la iniciativa chocó con la férrea oposición de los senadores justicialistas.

Con el reinicio de las paritarias para 2012, la Festram volvió a reclamar los cambios tributarios, Bonfatti pidió equilibrar la situación tributaria con las provincias vecinas y el vicegobernador Jorge Henn consideró que el tema debería volver a ponerse en la agenda. El diputado kirchnerista Luis Rubeo dijo que aceptaría discutir la cuestión, siempre que incluya un aumento de la coparticipación a municipios y comunas y se debata sobre el gasto. El obeidista Mari o Lacava rechazó una reforma fiscal.

Ayer, el diputado provincial de Unión Pro Federico Angelini, se mostró dispuesto a "estudiar" un proyecto de reforma tributaria" pero alertó que el bloque "no convalidará un mero aumento de impuestos".

Por ahora, ese es el camino en marcha. El gobernador confirmó los anticipos que en las últimas semanas hicieron funcionarios de su administración sobre un incremento en el impuesto inmobiliario rural.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario