Economía

El gobierno apunta a reflotar un acuerdo de precios y salarios

Moreno se reunió con los titulares de la UIA y la CGT oficialista en un nuevo intento de pacto social. La ofensiva oficial quiere frenar y poner techo a las "expectativas" gremiales de cara a las paritarias 2013.  

Martes 11 de Diciembre de 2012

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, les pidió ayer al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José De Mendiguren, y el líder de la CGT oficialista, Antonio Caló, que en 2013 le pongan "un freno" a la carrera entre precios y salarios. En este nuevo intento por enfriar una inflación, el Ejecutivo nacional también volvió a poner en la mira a las pretensiones salariales de los gremios: no más del 20 por ciento, pese a que todas las previsiones para los precios, salvo las oficialistas, proyectan una media del 25 por ciento para el año próximo.

La primera reunión entre el funcionario, el empresario y el sindicalista, concluyó cerca de las 14, tras casi dos horas de discusiones.

Si bien el funcionario, el industrial y el sindicalista no firmaron acuerdos sobre ningún tema, coincidieron en que volverán a reunirse para seguir tratando el avance de los salarios, los precios y su impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores. La nueva reunión sería dentro de los próximos 15 días.

"La idea era ver qué esperan los trabajadores para 2013 y qué están dispuestos a dar los empresarios, hasta dónde pueden estirarse. El objetivo es que aumenten los salarios y mejore el poder adquisitivo para potenciar el consumo, sin que los precios devoren las mejoras", dijo la fuente consultada.

Moreno fue el hombre elegido por la presidenta Cristina Kirchner para encabezar las primeras reuniones con los dos sectores que negocian y definen las subas salariales que perciben los trabajadores.

El funcionario estaba acompañado por la ministra de Industria, Débora Giorgi, y la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, se informó oficialmente.

Del lado gremial también estuvieron el titular del gremio Uocra, Gerardo Martínez, y el líder del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano.

Antes de ingresar a la reunión, Martínez insistió en la necesidad de modificar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y agregó que a los gremios también les preocupa la suba de los precios.

Así, se puso en marcha una nueva estrategia para avanzar en un acuerdo de precios y salarios entre empresarios y gremios destinado a contener las expectativas inflacionarias e impulsar un repunte en el nivel de actividad económica el próximo año.

El gran ausente en la cita era el líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aunque tampoco fueron de la partida la fracción oficialista de la CTA que lideran Hugo Yasky.

Al término del encuentro, Caló dijo que durante la reunión "hablamos de salarios, ganancias, asignaciones familiares, subsidios y muchos temas más, además de la búsqueda de generar políticas de Estado que nos permitan seguir creciendo".

Por su parte, José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias, añadió que "además de los temas económicos que ya están instalados mediáticamente, conversamos sobre competitividad, cadena de costos, productividad, consumo interno y el poder adquisitivo del salario".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario