Economía

El gobierno anunció modificaciones en el sistema de retenciones

El gobierno nacional anunció hoy una modificación en el esquema de retenciones móviles, que limita la suba progresiva de las alícuotas a partir de determinados precios de los granos. El campo ratificó las medidas de fuerza.

Jueves 29 de Mayo de 2008

Buenos Aires.- El gobierno nacional anunció hoy una modificación en el esquema de retenciones móviles, que limita la suba progresiva de las alícuotas a partir de determinados precios de los granos.

La medida fue anunciada sin la participación de las entidades agropecuarias, que la rechazaron, ratificaron las medidas de  fuerza y convocaron a un paro general en el interior para el lunes 2 de junio.

Con la nueva medida, el gobierno modificó la resolución 125 que dio origen a la protesta, si bien los ruralistas consideraron  que se trata de “más de lo mismo”.

A su vez, incluyó en el beneficio de reintegros a los  monotributistas y permitirá a entidades, municipios y gobernaciones a ser  intermediarios ante la Oncca (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario) para realizar los trámites correspondientes.

El anunció oficial estuvo a cargo del jefe de Gabinete,  Alberto Fernández, y del ministro de Economía, Carlos Fernández, en una  presentación que se realizó en la Casa de Gobierno.

Junto a los funcionarios estuvieron los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Salta,  Juan Manuel Urtubey; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tucumán, José Alperovich; de La Pampa, Oscar Jorge, y de La Rioja, Luis Beder Herrera.

La nueva iniciativa será plasmada en una resolución que se publicará el lunes en el Boletín Oficial.

De acuerdo con el nuevo esquema, las retenciones a los granos se dividirán en tres tramos.

Hasta un determinado precio se mantendrá la resolución 125 -que dio origen al conflicto- luego se establecerá una banda hasta un precio tope donde regirá una tabla prefijada, y luego de ese límite se abrirá otra etapa de discusión.

En el caso de la soja se mantendrán las alícuotas de la resolución 125 hasta que el precio del cereal alcance los 600 dólares  (FOB).

Entre los 600 y los 750 dólares regirá una nueva tabla, que para el límite superior significa una reducción del derecho de 58,5  por ciento a 52,7 por ciento.

Para el trigo, hasta 450 dólares regirá la resolución 125, y hasta 600 operará la nueva tabla, que significa que la retención  máxima se reduce a 41,6 por ciento.

En el caso del maíz hasta 300 se paga lo dictado por la resolución 125, entre los 300 y los 400 se abona lo que determina la  nueva tabla y en el límite la retención caerá de 53,8 por ciento a 45  por ciento.

En el caso del girasol hasta los 700 dólares opera la 125, entre 700 y 900 dólares opera la tabla; y en este caso la alícuota de  59,9 por ciento a 52,7 por ciento.

Respecto de los monotributistas, podrán acceder aquellos que produzcan hasta 30 hectáreas, que derivaría en una facturación de 140 mil pesos.

El gobierno lanzó la medida en forma unilateral sin que contará con el consenso de las entidades agropecuarias.

Pese a esta situación tanto el jefe de gabinete como el ministro de Economía confiaron en que el campo aceptará al propuesta,  algo que minutos después del anuncio fue negado por los propios ruralistas.

“Confío en que esto resuelva las preocupaciones que tiene la gente del campo”, enfatizó el jefe de Gabinete.

Fernández enfatizó que “el gobierno tiene la necesidad de preservar los intereses del conjunto y las medidas anunciadas corrige  el buen funcionamiento de las retenciones”.

El funcionario definió el esquema de retenciones como una “herramienta válida para la redistribución de la riqueza” y volvió a  acusar a los dirigentes del campo de tener “una formidable incapacidad para dialogar”.  (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario