Economía

El gobierno ahora pone presión sobre Shell

La decisión de la petrolera Shell de no sumarse a la baja en el precio de los combustibles, cuando YPF, Petrobras y Esso contribuyeron con una reducción en torno al 15 %, generó en el seno del gobierno “un profundo malestar”, según dijo una fuente gubernamental.

Jueves 17 de Enero de 2008

La decisión de la petrolera Shell de no sumarse a la baja en el precio de los combustibles, cuando YPF, Petrobras y Esso contribuyeron con una reducción en torno al 15 %, generó en el seno del gobierno “un profundo malestar”, según dijo una fuente gubernamental.
  Durante el fin de semana pasado las tres empresas dieron la orden a la red de estaciones de servicios de su bandera para retrotraer los valores al 31 de octubre, además de garantizar el normal suministro de los productos en las playas de comercialización y obtuvieron la apertura de sus exportaciones.
  En cambio, Shell no bajó los precios y sólo está evaluando por ahora la situación en el mercado ya que “es muy dispar según el lugar del país”, señalaron desde la firma.
  Fuentes del gobierno respondieron que “por estas horas se está evaluando la situación y se analizan en profundidad los pasos a seguir en el marco de la legislación vigente”. Por el momento, las exportaciones de la empresa permanecen cerradas y quizás lo estén “por mucho tiempo”.
  Por otro lado, el diputado nacional santafesino Fabián Peralta (UCR-Lebensohn) expresó su asombro por el pacto que el gobierno nacional realizó con los empresas petroleras para bajar los precios a los vigentes al 31 de octubre. “En la Argentina se venden aproximadamente 1.300 millones de litros de combustibles por mes y, teniendo en cuenta que la reducción acordada es al menos de 20 centavos por litro de combustible, habrían recaudado unos 650 millones de pesos en tan sólo dos meses y medio”, dijo.
  “Todos celebramos esta rebaja, pero se supone que si las empresas van a resignar 250 millones de pesos por mes es porque han decidido dedicarse a la filantropía o bien porque las ganancias obtenidas de las exportaciones son mucho más significativas”, concluyó.
  El legislador se quejó porque “el ministro Alberto Fernández se jacta del esfuerzo que está haciendo Repsol YPF, mientras otros, a vivas luces, vemos que esto se ha transformado en un negocio fabuloso”.
  “El problema de fondo es la matriz energética del país: todos sabemos que sin energía no hay proyecto de desarrollo posible, entonces el Estado no debería permanecer ajeno a la exploración y explotación de los recursos naturales”, opinó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario