Economía

El Frente Progresista certificó su sintonía con Consenso Federal

Además de confirmar el rumbo por la tercera vía nacional, la coalición busca mostrarse fuerte tras el sacudón sufrido en los comicios provinciales.

Jueves 12 de Septiembre de 2019

El Frente Progresista (FPCyS) reunió a referentes de los principales partidos que lo componen con un doble objetivo: formalizar el lanzamiento de la campaña de los candidatos a diputado nacional por Santa Fe de Consenso Federal de cara a las generales del 27 de octubre próximo y, al mismo tiempo, reflejar solidez tras el sacudón que significó la dura derrota electoral a manos del peronismo en los comicios provinciales de junio pasado.

Durante el encuentro, realizado el martes en el Club Regatas de Santa Fe, los dirigentes grabaron un spot y posaron para las fotos de campaña junto a los candidatos a diputado nacional de la coalición que impulsa la postulación presidencial de Roberto Lavagna.

En ese marco, los aspirantes a diputado nacional Enrique Estévez y Carolina Piedrabuena se mostraron junto al gobernador Miguel Lifschitz; el vice Carlos Fascendini y el presidente del Partido Socialista (PS) a nivel nacional, Antonio Bonfatti, además de funcionarios del gabinete santafesino, intendentes, jefes comunales, legisladores provinciales y dirigentes de las restantes fuerzas que integran el FPCyS (radicalismo, GEN y PDP).

"Es una señal de fortaleza y territorialidad", deslizó ayer a La Capital un asistente al encuentro. En lo formal, la movida permitió certificar la integración a Consenso Federal, fogoneada desde un principio por Lifschitz, como una opción a la grieta entre el macrismo y el kirchnerismo.

Es que, además de la chance de recuperar una banca santafesina en Diputados, el socialismo (según sus proyecciones) no descarta ubicar un representante por Buenos Aires y otro por Córdoba en la Cámara baja.

Por otro lado, el encuentro apuntó a mostrar solidez luego de que dirigentes del socialismo, encabezados por el diputado provincial Eduardo Di Pollina, rechazaran públicamente el acompañamiento a la fórmula Lavagna-Juan Manuel Urtubey, en especial por su perfil conservador.

De hecho, Di Pollina (ausente en la reunión frentista) lanzó a principios de agosto un espacio denominado Bases.

Cuando el estado de ebullición, potenciado por el hecho de tener que dejar la Casa Gris tras doce años de gestión, parecía haber llegado a su punto máximo, el socialismo tuvo un respiro: la conducción partidaria nacional emitió un comunicado dando cuenta de su respaldo a la alianza con Lavagna.

No obstante, la controversia se amplió al Frente Progresista, donde los partidos aliados Participación, Etica y Solidaridad (Pares) y Solidaridad e Igualdad (SI) resolvieron no acompañar a la fórmula presidencial de Consenso Federal.

Asimismo, el senador provincial Felipe Michlig (UCR) aseguró el lunes que su partido deberá "protagonizar la construcción de alternativas de gobierno" a partir del cambio de mando en Santa Fe, al tiempo que pidió "oxigenar" al Frente Progresista.

Previamente, el legislador se había reunido con el intendente de Santa Fe, José Corral, radical afín a Cambiemos. La foto de ambos dirigentes metió ruido en la línea.

Pero Michlig estuvo presente en la convocatoria frentista junto a los postulantes de Consenso Federal. Sobre sus dichos, en las filas socialistas no dudaron en vincularlos al inminente proceso de elección de autoridades de la UCR provincial. De todos modos, los hombres de la rosa reconocieron que al FPCyS le llegará su fase de reformulación una vez superados los comicios generales y con los nuevos inquilinos ya instalados en la Gobernación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario