Economía

El FMI ve más crecimiento en el mundo pero menos en el país

El organismo difundió su panorama para la economía global. Recetó más ajuste para la Argentina.

Domingo 22 de Abril de 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó del 16% al 19,2% la inflación estimada para este año en la Argentina, y al mismo tiempo redujo en medio punto el crecimiento económico, al que proyectó en 2%.

El organismo que conduce Christine Lagarde, prevé una recuperación en América latina y el Caribe y asegura que la región se está fortaleciendo, con un crecimiento previsto del 2% en 2018.

Pero en el caso de la Argentina, este pronóstico está atado a un escenario de más ajuste. De hecho, el FMI sostuvo que en la Argentina se necesitarán "más recortes" del gasto para alcanzar los objetivos de déficit primario previstos para este año, 2019 y 2020.

La expansión latinoamericana es menor al crecimiento esperado de la economía global, de 3,9% este año. El PBI venezolano s caerá 15% en 2018 y otro 6% en 2019. Brasil, en cambio, creció 1% en 2017 tras una "profunda recesión" en 2015-2016, y se espera que registre un incremento de 2,3% en 201. El Fondo también destacó la expansión en México, que crecería 2,3% en 2018.

El crecimiento global fue en 2017 de un 3,8 por ciento, el mayor registrado desde 2011, según el informe Perspectivas de la Economía Mundial. El organismo multilateral pronostica una tasa de crecimiento global de un 3,9 por ciento para este año y 2019, con una expansión de las economías desarrolladas mayor al esperado inicialmente.

Las economías de la zona euro reducirán su exceso de capacidad con apoyo de la política monetaria, mientras que la política fiscal expansiva en Estados Unidos llevará a la economía por encima de los niveles de pleno empleo, detalla el organismo.

Para las economías desarrolladas y emergentes, el FMI plantea un escenario de crecimiento "firme", en particular en Asia y Europa, mientras que los países exportadores de materias primas tendrán un "repunte modesto" luego de tres años de experimentar un débil desempeño económico.

La deuda

El FMI, durante la asamblea de primavera, advirtió que la deuda global se ubica en máximos históricos, al alcanzar el 225 % del PBI mundial. El nivel de endeudamiento de las economías más grandes está en el foco de atención. "La mayoría de la deuda pertenece a economías avanzadas, pero China por sí sola ha contribuido al 43% del incremento desde 2007", afirmó el director de Asuntos Fiscales del FMI, el portugués Vitor Gaspar.

China, Japón y los Estados Unidos (su deuda es del 107% del PBI) son responsables de más de la mitad de la deuda global, un dato significativamente mayor que su participación en la productividad global, según el informe fiscal.

En comparación con el pico anterior en 2009, el mundo está ahora un 12% del PBI más endeudado, hasta u$s 164 billones, un incremento ocasionado por el repunte de la deuda pública y de la del sector privado no financiero.

En este sentido, la deuda pública se encuentra en máximos en economías avanzadas y emergentes, a un nivel "no visto desde la Segunda Guerra Mundial".

La relación entre deuda y PBI de los países avanzados se sitúa en el 105 %, mientras que en las economías emergentes el pasivo se ubica en el 50% de su producto.

"En el pasado, estos datos se han asociado con crisis fiscales", agregó el informe.

No obstante, los pronósticos del Fondo Monetario Internacional indican que la relación entre deuda pública y PBI descenderá en los próximos cinco años en aproximadamente dos tercios de los países, una baja que está condicionada a que los países cumplan sus compromisos.

Lagarde advirtió sobre el auge del proteccionismo

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, formuló el jueves pasado un llamado a no comprometer el ambiente global de comercio e inversiones, a los que definió como dos "motores" del crecimiento, en la apertura de las reuniones de primavera con el Banco Mundial.

"El crecimiento está siendo impulsado por las inversiones y por el comercio, ¿por qué comprometer estos dos motores?", expresó la ejecutiva, en referencia a las crecientes tensiones comerciales, especialmente promovidas por Estados Unidos y que encontraron una firme respuesta en China y la UE.

En una conferencia de prensa, Lagarde advirtió que si las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China derivan en una guerra generalizada de tarifas y barreras, no habrá vencedores.

De acuerdo con Lagarde, un escenario de guerra comercial no afectará solamente a las economías de Estados Unidos y China sino "a todos los países".

La máxima ejecutiva del FMI dijo que el impacto directo de una guerra comercial en el crecimiento económico no es "sustancial" pero sí afecta las inversiones.

La principal sugerencia fue que los países "deben mantener distancias con las medidas proteccionistas".

En marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la decisión de adoptar pesados aranceles a la importación de acero y aluminio, e impuestos adicionales a productos chinos por hasta 50.000 millones de dólares.

China y la Unión Europea de inmediato reaccionaron con amenazas de represalias sobre algunos productos estadounidenses.

Ante la amenaza de las sanciones adicionales, Pekín respondió con la posibilidad de gravar productos agrícolas estadounidenses, en particular la soja.

La jefa del FMI respaldó la reforma fiscal adoptada por Estados Unidos, que introdujo enormes recortes a los impuestos de las grandes empresas y fortunas. Para Lagarde, Estados Unidos debería aprovechar esta fase de crecimiento para reducir su deuda y su déficit, no para aumentarlos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario