Economía

El FMI teme que las elecciones afecten el plan de ajuste

El jefe regional del organismo respaldó al gobierno y advirtió que hay "incertidumbre" sobre un cambio de política en 2020.

Sábado 26 de Enero de 2019

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que las elecciones presidenciales de este año "podrán reducir el apetito" de ajuste económico y alertó sobre la "incertidumbre" que podría generar un cambio de política a partir de 2020. El jefe del organismo para América latina, Alejandro Werner, se metió de lleno en la campaña electoral luego de respaldar nuevamente al gobierno de Mauricio Macri, al que le prestó 57 mil millones de dólares para evitar el default. No obstante, admitió que la entidad revisaría al alza, en febrero, sus estimaciones de inflación para el año 2019.

Werner elogió el resultado del plan de ajuste monetario y fiscal que llevaron adelante el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA); Guido Sandleris. Subrayó la reciente estabilidad cambiaria, que permitirá "una reducción gradual de la tasa de interés y una tendencia a la baja de la inflación".

"Se vislumbra una recuperación económica en la segunda mitad del año", arengó, tras asegurar que "la inflación y sus expectativas se encuentran en una tendencia descendente desde octubre".

La inflación fue de 47,6% el año pasado, la más alta desde 1991. En su último informe, el Fondo estimaba que la inflación en Argentina se ubicaría en torno al 20%. Werner dijo que esa cifra será revisada una vez que se termine la visita de la misión técnica que se realizará en febrero. "La probabilidad es que revisemos al alza nuestra expectativa de inflación para este año por encima del 20%", se sinceró.

De todos modos, resaltó que "como resultado de una política de cero crecimiento de la base monetaria, de la política de zonas de intervención y no intervención que tiene el BCRA en el mercado cambiario, se ha dado mucha previsibilidad a la política monetaria".

Sus elogios se suman al respaldo que formuló ayer la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, a Dujovne y Sandleris.

Lagarde, en la reunión con los funcionarios argentinos, ponderó los avances que se llevaron adelante para estabilizar la economía del país, luego de que el descomunal endeudamiento de la administración de Mauricio Macri terminara con una crisis de deuda, corrida cambiaria y devaluación.

Así y todo, para el director del Fondo para América latina, el problema de la economía argentina está relacionado con el resultado de las elecciones de este año. Teme que el proceso electoral reduzca "el apetito de reforma" de la economía. Es decir, de ajuste.

A cambio de adelantar y ampliar el megapréstamo para evitar el default, el Fondo le exigió a Macri acelear la reducción del gasto primario. Tras volver a un déficit de 2,4% del PBI en 2018, para 2019 la orden es obtener equilibrio presupuestario, antes del pago de intereses (3,6% del producto).

La contracara de este plan es una caída de la actividad que habría llegado a 2,5% del PBI en 2018 y alcanzaría, según las propias estimaciones del Fondo, a 1,7% en 2019.

Por eso Werner fue más allá de su preocupación por el proceso electoral. Tras subrayar el compromiso de la actual administración con el ajuste, advirtió que la "incertidumbre" se centra en "el marco de políticas que van a regir a partir del 2020". Parece que ahora, para que se recupere la inversión en Argentina, ya no importa lo que pase en 2019 sino en "los próximos cuatro años".

El funcionario dijo que para el FMI un cambio en la dirección de política económica "siempre ha sido un riesgo considerable",, aunque se mostró confiado en "el compromiso importante" que ve "en la sociedad argentina" para soportar el castigo económico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});