Economía

El FMI frizó el crédito a la Argentina y dijo: "Tal vez tenga que esperar"

David Lipton, a cargo del organismo hasta el 1º de octubre, dijo que la situación es "extremadamente compleja" en el país.

Jueves 26 de Septiembre de 2019

El subdirector a cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI), David Lipton, le pegó un mazazo a las expectativas del gobierno nacional de recibir más desembolsos de ese organismo. "Tal vez tenga que esperar un tiempo", dijo el funcionario, luego de asegurar que "la situación de Argentina es extremadamente compleja".

En los hechos, el ejecutivo norteamericano que ejerce la dirección interina del organismo hasta el 1º de octubre (ver aparte), dio por suspendido el programa financiero acordado con Mauricio Macri. "El FMI trabajará para una eventual reanudación de una relación, algún tipo de relación financiera con ellos, que tal vez tenga que esperar un tiempo", dijo a Bloomberg Radio.

2019-09-25 eco 74614412.jpg
Kristalina Georgieva fue electa al frente del FMI. Ayer mismo se reunió con Hernán Lacunza.
Kristalina Georgieva fue electa al frente del FMI. Ayer mismo se reunió con Hernán Lacunza.

Fue un día después de reunirse con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en Nueva York. El funcionario nacional fue en busca de destrabar un desembolso de u$s 5.400 millones, correspondiente al crédito stand by por u$s 57 mil millones

La respuesta de Lipton, en esa reunión, fue que el 14 de octubre seguiría la "discusión técnica" en Washington. Pero ayer, el interino del organismo alejó la posibilidad de que esos recursos lleguen antes de las elecciones presidenciales del 27 del mismo mes.

Lipton aclaró que el Fondo está listo para "ayudar a cualquier lado que gane las elecciones presidenciales".

"No es nuestro negocio tratar de adivinar el camino político hacia adelante, no podemos hacer eso", dijo.

Cabe recordar que el acuerdo crediticio con Argentina por u$s 57 mil millones, el drástico y demencial adelantamiento del cronograma de desembolsos y las sucesivas reformas al programa financiero calzaron a medida de la campaña de Mauricio Macri a favor de la reelección.

El contundente rechazo que el electorado le expresó en las primarias de agosto descolocó al candidato oficialista y a sus financistas multilaterales.

En la transición, el director gerente interino del FMI minimizó incluso la reinstrumentación de los controles de cambio y capital en Argentina. "Es algo que podemos monitorear", dijo, al señalar que "el problema más grande es cómo calmar el mercado y estabilizar la situación".

Mientras el funcionario hablaba, Lacunza se reunía con otros funcionarios del Fondo. Se trata del director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, y el jefe de la División Sudamérica del organismo, Roberto Cardarelli.

Kristalina

Poco más tarde, Lacunza se reunió con la próxima titular del Fondo Monetario, Kristalina Georgieva, en busca de suavizar la sentencia de Lipton.

El funcionario argentino dijo que la funcionaria internacional le aseguró que "Argentina está en el tope de prioridades para el Fondo".

La decisión del Fondo de postergar el desembolso recibió las críticas del economista Emanuel Alvarez Agis, cercano al candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández. El economista dijo que el organismo "diseñó mal" el programa económico acordado con el gobierno.

Para la ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el acuerdo de la Argentina con el organismo "se descarriló debido al desarrollo político", en el país.

En declaraciones a Bloomberg TV, la próxima presidenta del Banco Central Europeo defendió el acuerdo stand by alcanzado con el gobierno de Mauricio Macri por el cual el organismo otorgó al país un ayuda financiera por 57.300 millones de dólares.

La ex funcionaria del FMI subrayó que había disposiciones para proteger de las dificultades de la austeridad a los más vulnerables y dijo que "habíamos anticipado que (el programa) dolería", al tiempo que añadió que "el acuerdo incluía instrumentos que en realidad podrían activarse para aumentar las medidas de seguridad para las personas más vulnerables".

Más adelante, y frente a las críticas, Lagarde sostuvo que "este es el destino de la institución, ser el chivo expiatorio cuando las cosas van mal. El FMI siempre pasa por momentos difíciles cuando un programa tiene un éxito moderado o ninguno y nunca se menciona cuando un programa tiene un verdadero éxito".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS