Economía

El FMI espera las propuestas del nuevo gobierno para negociar

La flamante directora del organismo se reunió con el ministro de Hacienda y el presidente del Banco Central. Se comprometió a "apoyar" a la Argentina.

Viernes 18 de Octubre de 2019

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, se comprometió a apoyar a la Argentina en las políticas que “allanan el camino para una mayor estabilidad y un crecimiento inclusivo y duradero”. Fue un día después de cortar de cuajo la posibilidad de liberar más recursos del crédito acordado con Mauricio Macri antes de las elecciones del 27 de octubre próximo.

Georgieva se reunió ayer con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, quienes viajaron a Washington, donde se realiza la asamblea anual del organismo, con la intención de destrabar un desembolso clave por u$s 5.400 millones.

Las expectativas de una transferencia rápida quedaron congeladas, a la espera de que se despeje el panorama político, económico y financiero en Argentina.

La directora gerente del Fondo dijo que mantuvo una “reunión muy productiva” con los funcionarios argentinos, y suavizó así un poco el duro mensaje del día anterior, cuando confirmó que postergó las conversaciones hasta después de las elecciones.

Del encuentro de ayer participaron Georgieva, el subdirector David Lipton y el director del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner. Por Argentina estuvieron el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y el representante argentino ante el FMI, Gabriel Lopetegui.

Lacunza, a la salida del encuentro, manifestó que “fue una buena reunión, constructiva, todos los puentes están abiertos, el diálogo es permanente, el programa siguen en curso y se está cumpliendo”.

Más tarde, Werner puntualizó que “cuando haya un gobierno electo, esperaremos una propuesta de políticas públicas y fiscales para evaluarlas de manera integral y poder dar una respuesta sobre la sostenibilidad del programa económico”.

En conferencia de prensa, Werner resaltó que “el programa continúa, es prematuro hablar o hacer una evaluación tan tajante sobre si el programa funciona o no. A esta altura es temprano entrar en este tipo de cuestiones”.

El director del área americana manifestó que “fue una reunión que tocó a grandes rasgos los detalles que se han estado trabajando sobre la evolución reciente de la economía y de las medidas implementadas a fin de agosto y a comienzos de septiembre”.

Por su parte, Lacunza, en una teleconferencia realizada desde Washington al Coloquio de Idea, que se desarrolla en Mar del Plata, sostuvo que “la reunión fue el epílogo de las reuniones de trabajo de estos dos días”.

“El Fondo reconoce públicamente que la Argentina ha cumplido con todos sus compromisos fiscales, monetarios, cualitativos, cuantitativos”, dijo. Y aseguró que “el programa está vigente”.

Por teleconferencia, Lacunza ponderó la responsabilidad del gobierno y la oposición para no agravar más la situación económica, luego de la corrida cambia que se produjo tras el resultado de las Paso.

“Las proyecciones económicas que se hacían después de las Paso eran apocalípticas y la prudencia y corresponsabilidad de las fuerzas políticas no pusieron en riesgo la estabilidad”, dijo.

Restricciones cambiarias

El funcionario volvió a rechazar la inminencia de medidas de profundización del cepo cambiario. Los rumores sobre mayores restricciones corrieron con fuerza en la última semana, atento a la caída de las reservas, que no se detiene pese a que menguó su ritmo; el abultado cronograma de vencimiento de deuda pública en dólares y en pesos hasta fin de año, aún cuando parte del pasivo fue reperfilado; la demanda de dólares o instrumentos financieros dolarizados para cobertura; y las señales de que no habrá financiamiento del Fondo en el corto plazo.

El dólar subió ayer hasta los $ 63 en Rosario. En el mercado mayorista, avanzó tres centavos a $ 58,35 en una rueda en la que el Banco Central se transformó en el principal abastecedor de una demanda que no tuvo respuesta suficiente del lado de la oferta genuina.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló que “el volumen operado en el mercado de cambios subió un 30% a u$s 473 millones, con el BCRA vendiendo un poco más de u$s 150 millones”.

“La intensa actividad del Banco Central durante toda la semana explica la cuantía del ajuste del tipo de cambio, con un costo en términos de utilización de reservas genuinas”, destacó el operador Gustavo Quintana.

El dólar blue retrocedió $ 2,25 a $ 66,25, desde su récord histórico, de acuerdo a un relevamiento en cuevas de la city porteña. Hubo una ola vendedora de dólares en el marco de las operaciones conocidas como Puré, por el cual operadores compran al tipo de cambio oficial y lo venden al paralelo. La brecha con el oficial se contrajo al 7,4%.

En los mercados financieros, el dólar “contado con liqui”, -que surge de compra de bonos o acciones, y su posterior venta en el exterior para hacerse de divisas, operó con tónica alcista: trepa un 2,4% a los inéditos $ 75,63.

En consecuencia, la brecha entre el llamado dólar cable y la cotización oficial mayorista se extiende al 29,7%.

El Banco Central (BCRA) convalidó que la tasa de política monetaria cerrara sin modificaciones respecto del cierre del jueves al finalizar a 68,002% y en la semana retrocedió dos puntos básicos. El total adjudicado fue de $ 231.130 millones sobre vencimientos por $ 244.576 millones y a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $ 13.436 millones.

Por otra parte, el Ministerio de Hacienda dispuso ayer la colocación de dos series de Letras del Tesoro, una en pesos por 5.000 millones y otra en dólares por 1.000 millones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS