Economía

El FMI aprobó el plan de salvataje financiero al gobierno de Macri

El primer desembolso de u$s 15 mil millones ya se activó. El resto estará sujeto al cumplimiento del ajuste de u$s 20 mil millones comprometido.

Jueves 21 de Junio de 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó ayer el acuerdo de salvataje crediticio por u$s 50 mil millones con el gobierno de Mauricio Macri. El primer pago de u$s 15.000 millones se activó automáticamente y será destinado en partes iguales para apoyar el presupuesto y para fortalecer las reservas del Banco Central. Con esos dólares frescos, el gobierno enfrentará una demanda de divisas que se recargó esta semana en medio de la renovación parcial de un megavencimiento de Lebac.

A través de un comunicado, el organismo multilateral dijo que la mitad del primer desembolso se usará para "respaldo presupuestario. Los 35 mil millones de dólares restantes quedarán disponibles durante la duración del acuerdo stand by. Su ejecución estará supeditada "a exámenes trimestrales a cargo del directorio ejecutivo", aclaró el comunicado.

Señala además que las autoridades argentinas "han anunciado la intención de girar contra el primer tramo del acuerdo, pero posteriormente tratarán el resto del acuerdo con carácter precautorio".

En ese sentido, el Fondo sostuvo que el acuerdo "busca reforzar la economía del país restableciendo la confianza del mercado mediante un programa macroeconómico coherente que reduce las necesidades de financiamiento, encauza la deuda pública argentina por una trayectoria descendente firme y afianza el plan de reducción de la inflación mediante metas de inflación más realistas y el fortalecimiento de la independencia del Banco Central".

El programa presentado al FMI apunta a eliminar "los desbalances económico que han aquejado" y a "continuar restableciendo el orden macroeconómico con dos ejes clave: convergencia más rápida al equilibrio fiscal y reducción de la inflación", según señaló el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

A cambio del salvataje financiero, el gobierno argentino se comprometió a reducir el déficit fiscal primario a 2,7 por ciento del PBI en 2018 y a 1,3 por ciento en 2019; alcanzando un equilibrio fiscal primario en 2020 y un superávit de 0,5 por ciento en 2021.

En los tres años del acuerdo tendrá que haber una reducción del déficit del 3,1 por ciento del PBI, es decir u$s 19.300 millones.

Ajuste feroz

Para reducir la inflación, el programa presentado por el gobierno al FMI plantea metas con tipo de cambio flotante y autonomía del Banco Central, con objetivos de inflación del 17 por ciento para 2017, 13 por ciento para 2020 y 9 por ciento para el 2021.

La vía del ajuste, explicitada en la carta de intención, es el recorte drástico de la obra pública y de las transferencias a las provincias, la reducción de empleados públicos y la baja real de las remuneraciones, la desaceleración de la movilidad jubilatoria y la venta de activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Ansés.

El préstamo por u$s 50.000 millones a tres años aprobado ayer en Washington es el mayor otorgado el Fondo en su historia.

Los 15 mil millones de dólares que recibirá la Argentina en las próximas horas serán transferidos por los miembros acreedores desde sus respectivas cuentas del FMI a cuentas de liquidación designadas por el Banco Central en el Banco de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza, en dos días hábiles.

El programa es por tres años, con tasas de entre el 1,96 por ciento y 4,96 por ciento anual, según el monto del tramo.

La semana pasada la administración de Mauricio Macri difundió la carta de intención enviada al FMI para lograr el auxilio de ese organismo frente a la crisis autogenerada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});