Economía

El fenómeno de La Niña podría afectar a la campaña 2020/21

Las últimas precipitaciones ponen en jaque algunas regiones, aunque en otras aun faltan más lluvias

Domingo 23 de Febrero de 2020

Después de un desarrollo irregular, la campaña agrícola 2019/2020 continúa su curso en condiciones cercanas a lo normal, pero la campaña 2020/2021 podría ser afectada por un episodio de “La Niña”, destacó el informe de perspectivas agroclimáticas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

A fines de diciembre de 2019, los vientos polares se moderaron, permitiendo una reactivación de las precipitaciones y llevando la temperatura a un nivel cercano al promedio estacional, incluyendo algunos episodios de calor intenso de moderada duración. Este cambio abre la posibilidad de que la campaña agrícola 2019/2020, en marcha actualmente, complete su curso en condiciones cercanas a las normales, tanto en lo hídrico como en lo térmico. No obstante, el lento pero progresivo enfriamiento observado por la superficie de los océanos que rodean al Cono durante las últimas semanas genera el riesgo de que la campaña 2020/2021 sea afectada por un episodio de “La Niña”, que podría deprimir las precipitaciones sobre gran parte del área agrícola del Cono Sur, a partir del inicio de la primavera, reseña el informe elaborado por el Ing. Agr. Eduardo M. Sierra, especialista en Agroclimatología.

Por otra parte, los temores de que las grandes lluvias que afectaban al sur de Brasil pudiesen alcanzar al norte argentino se confirmaron en los últimos días. Las últimas lluvias dejaron más de 150 mm en la tercera parte de Chaco. Rutas cortadas y excesos que ponen en riesgo la concreción de una cosecha que se estimaba cercana a 1,5 millones de toneladas de soja, advirtió la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Uno de los puntales para sostener la campaña de soja argentina en 55 millones de toneladas tiene mucho que ver con las muy buenas condiciones de Chaco y Santiago del Estero, pero los excesos de lluvias traen devuelta la incertidumbre y renuevan los temores de revivir lo que sucedió en la campaña pasada. El año pasado un decidido efecto “El Niño” provocó el ciclo más húmedo de los últimos 30 años de Chaco. En enero de 2020 sobre Minas Gerais se produjeron importantísimos efectos convectivos con lluvias muy intensas que encendieron la alerta.

Los fenómenos se extenderían sobre centro de Santa Fe, noreste de Córdoba, Entre Ríos y Corrientes. En el sur de Santa Fe y noreste de Buenos Aires se necesitan más de 60 mm y este evento se espera que cumpla y deje atrás la falta de agua. De esta manera podría llegar el auxilio en estas zonas que estaban con amenazas de caídas de rindes de 10 quintales en sojas de primera y 20 en las de segunda.

En cuanto a la situación del mercado granario, el trigo fue la figura fuerte al comienzo de la semana corta de Chicago, el recorte de la estimación de la producción de trigo en Australia y la quita de tarifas a 696 productos que China importa desde Estados Unidos (incluyendo el trigo) pudieron ser las excusas fundamentales. Pero el combustible fue la entrada de dinero de los fondos que quitaron las medias móviles de 50 y 20 días en la misma sesión llevando al trigo Chicago a querer retar niveles de mediados de enero, reseñó Celina Mesquida, analista de RJO’Brien, en su informe para Agroeducación. Por su parte, el maíz quiere seguir al trigo sin ninguna razón más que la promesa de China y la compra de maíz y todos sus subproductos derivados, entre los 696. El maíz se ha movido dentro de un rango de 23 centavos (9 u$s/t) desde mediados de diciembre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario