Economía

El Estado nacional cerró el año de la crisis con superávit fiscal primario

El superávit primario del Estado nacional, previo al pago de intereses de la deuda, alcanzó en 2009 a 17.285,6 millones de pesos, lo que implica una reducción de 47 por ciento frente a 2008. Esta reducción fue atenuada por el aporte de 2.500 millones de dólares provenientes del FMI.

Miércoles 20 de Enero de 2010

El superávit primario del Estado nacional, previo al pago de intereses de la deuda, alcanzó en 2009 a 17.285,6 millones de pesos, lo que implica una reducción de 47 por ciento frente a 2008. Esta reducción fue atenuada por el aporte de 2.500 millones de dólares provenientes del FMI.

En tanto, el resultado financiero arrojó un déficit de 7.131,1 millones de pesos, que contrasta con un saldo positivo de 14.654,8 millones durante 2008.

Las cifras fueron anunciadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno y luego explicadas por el ministro de Economía, Amado Boudou.

El ahorro fiscal alcanzado representa 1,53 por ciento del PBI.

Fernández de Kirchner destacó este resultado, ya que reveló que se esperaba que el superávit primario no superara 0,5 por ciento, y subrayó que "hubo un muy buen comportamiento de las cuentas fiscales y de gestión de la administración" en el marco de una de las crisis globales más duras de la historia.

Los resultados anuales se lograron luego de que en diciembre se obtuviera un superávit primario de 5.077,9 millones de pesos y un déficit financiero de 2.888,8 millones de pesos.

Tanto el balance anual como el de diciembre estuvieron influenciados por la imputación de recursos extraordinarios por unos 10 mil millones de pesos otorgados por el FMI.

Estos ingresos adicionales corresponden a la cuota de unos 2.500 millones de dólares que le fueran asignadas a la Argentina —de acuerdo a su porcentaje de participación en el organismo — luego de la ampliación de capital que se produjo en el Fondo.

Si se extrajeran estos recursos extras, el superávit anual se reduciría a 7.300 millones de pesos, o sea un valor más cercano a 0,5 por ciento del PBI que esperaba el gobierno.

A su vez, se hubiera eyectado el saldo financiero a unos 17.000 millones de pesos.

El dinero adicional del FMI fue anotado en las cuentas públicas de noviembre y diciembre, y en este último mes cambió la composición de los resultados.

La Secretaría de Hacienda imputó el ingreso de 5.493,7 millones de pesos, que transformó un déficit primario de 415 millones de pesos en un superávit de 5.077,9 millones.

Más ostensible se hace el efecto sobre el resultado financiero, ya que el rojo anunciado de 2.888 millones de pesos hubiera sido de casi 8.400 millones. El resultado financiero es el que surge luego del pago de los intereses de la deuda , que en 2009 insumió recursos por 24.416,7 millones de pesos.

Consultado sobre el efecto del aporte del FMI, Boudou relativizó su influencia (ver aparte)".

Año de crisis. Pezoa subrayó que, pese a la difícil situación de 2009, la Argentina logró mantener sus tres pilares: "superávit fiscal, comercial, y elevado nivel de reservas". A su vez, criticó a quienes sostienen que la Argentina "va inevitablemente a un ajuste".

También enfatizó que, con el resultado de diciembre, se hilvanaron "doce meses consecutivos con superávit primario" y defendió el gasto realizado por el gobierno para sostener el nivel de actividad económica.

Adelantos

La presidenta Cristina Fernández facultó a la Secretaría de Hacienda a otorgar adelantos financieros a Tierra del Fuego por hasta 20 millones de pesos. La medida fue adoptada mediante el decreto 2254/2009, publicado ayer en el Boletín Oficial, y la Nación recuperará el dinero girado a través de la afectación de los fondos de coparticipación de la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS