Economía

El empleo creció apenas 1,1 por ciento en Santa Fe

En 2017 se contabilizaron sólo 5.528 puestos de trabajo más que los registrados durante el año anterior.

Domingo 22 de Abril de 2018

El empleo registrado creció apenas 1,1% en Santa Fe durante 2017, lo que equivale a un promedio de 5.528 puestos de trabajo más que el ciclo anterior, expresando una recuperación muy tímida si se miden los indicadores de la última década (a excepción de los años de crisis 2009 y 2014) y con una alarmante y progresiva caída en la cantidad de empresas radicadas en territorio provincial, especialmente microempresas de todos los rubros.

El último informe anual del Observatorio Laboral elaborado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Santa Fe, correspondiente al año 2017 detalla que en la provincia hubo 497.440 puestos registrados, poco más de 46 mil que en el año 2008, una década antes.

Además, durante los dos primeros años del gobierno de Cambiemos, el empleo registrado provincial sumó un crecimiento del 0,5% y 1,1%, que en números absolutos representaron 8.151 puestos registrados más.

Por otra parte, los números muestran claras diferencias entre la evolución del empleo registrado entre regiones, especialmente entre los dos aglomerados que se toman como base de análisis: Rosario y Santa Fe.

Así, mientras en el Gran Rosario, la tasa anual de crecimiento fue del 2,8, con 6.807 puestos netos más que en todo 2016, en el Gran Santa Fe apenas se creció 0,3%, es decir se registraron sólo 245 empleos en un año.

Sin embargo, la evolución en el Gran Rosario parte de un escenario de estancamiento respecto a 2015, ya que en 2016 en la región la tasa de creación de empleo formal fue 0.

El relevamiento, realizado en base a los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), aclara como un dato no menor y una advertencia estadística importante, que este informe de empleo registrado no toma en cuenta el impacto que tuvo en el mercado laboral la crisis de la empresa láctea Sancor, porque la firma trasladó su domicilio fiscal en diciembre de 2016 de Sunchales a Buenos Aires. Y en función de eso, suma a los datos una estimación alternativa que ajusta los números a este hecho

Esa aclaración, incide y modifica claramente los números del empleo registrado en la actividad industrial, un rubro que tiene la mayor incidencia (23%) sobre el total provincial.

Por caso, el empleo registrado en la industria manufacturera mostró la tasa de caída más importante, teniendo en cuenta su aporte relativo en la cantidad de puestos totales, que llegó al 2,6%.

Este promedio anual se fue atemperando a lo largo del año pasado, cuando arrancó con bajas del -4,1% en el primer trimestre; del -3,2% en el segundo, -2,5% en el tercero y apenas -0,6% en el último y totalizó, en números absolutos 115.932 empleos registrados.

Si se tiene en cuenta la estimación alternativa y se excluye a Sancor del análisis, los números son positivos y arrojan un crecimiento del empleo registrado en la industria del 1,2%. De todos modos, vale decir que pese a la mudanza fiscal de la firma láctea y más allá de la disquisición estadística, los puestos de trabajo se encuentran en la provincia y forman parte de la realidad del mercado laboral santafesino.

En cambio, el empleo registrado en la construcción (con un peso relativo en el total del 7,2%, mucho menor que industria y comercio) fue el que más creció en 2017. El balance anual arroja una tasa positiva del 8%, es decir, se blanquearon 2.637 puestos más que en 2016.

"En 2017 ha sido la construcción el sector que evidencia el mayor crecimiento interanual, porcentual y en cantidad de puestos de trabajo, seguida por la actividad comercial. El crecimiento del empleo registrado, y particularmente en la construcción, se explica por el impulso de la obra pública que lleva adelante el gobierno de la provincia", explicó el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini.

En la actividad comercial también se observó un un leve crecimiento del 1,2% en el empleo formal _aquí sí con fuerte impacto porque este sector representa el 19,4% del total). En números absolutos representan 1.136 puestos de trabajo más que los registrados el año anterior.

Menos empresas

Un dato llamativo del informe del Observatorio Laboral es la "tendencia descendente" en la cantidad de empresas registradas en la provincia. Durante 2017 a nivel provincial cayó 1% este indicador y que había tenido crecimiento 0 en 2016. Medido por aglomerado, en el Gran Rosario la baja fue del 1,2% y en el Gran Santa Fe 0,8%.

"El punto más bajo se produjo en el año 2015, luego en 2016 la tendencia se revierte, pero vuelve a caer en 2017", asegura el informe oficial y detalla que las más chicas son las más afectadas. "La desaparición de microempresas se observa principalmente en los servicios inmobiliarios, el sector agropecuario, la construcción y, en menor medida, el comercio", indicó.

Este movimiento muestra sintonía con indicadores de actividad económica provincial que expresan una desaceleración entre 2016 y en 2017, como una suerte de efecto tardío de la crisis, debido al efecto amortiguador de las políticas públicas provinciales.

"Los datos muestran los resultados concretos de una política de Estado que destaca a Santa Fe en el escenario nacional. La presencia del gobierno de la provincia promoviendo actividades productivas, realizando fuertes inversiones en materia de obra pública y de infraestructura, atendiendo a las situaciones de las empresas con dificultades y defendiendo los puestos de trabajo en riesgo, se exhibe como una política de Estado virtuosa en aras de lograr la preservación de los mismos y el crecimiento económico y del empleo registrado", dijo Genesini.

También cambió el comportamiento de la formalización laboral a lo largo de la última década. Las empresas grandes (que emplean más de 100 trabajadores) representan el 1,3% del total de empresas santafesinas y generan más de la tercera parte del total de puestos de trabajo de la provincia (38%, equivalente a 190.000 puestos de trabajo).

"A diferencia de lo acontecido en 2009 (año en el cual las empresas de mayor tamaño fueron las que más acusaron el impacto de la crisis financiera internacional con una caída en el nivel de puestos de trabajo casi del 6%), la tendencia a la desaceleración del crecimiento del empleo registrado iniciada en 2012 no fue tan acentuada entre las empresas con más de 100 trabajadores", aseguró el informe oficial.

En 2011, la tasa de crecimiento del empleo registrado de las empresas grandes casi alcanza el 7% y en 2014 siguen creando empleo con una tasa de 1,8%. En 2017, el empleo registrado en las empresas grandes crece 1,7%.

En las empresas medianas (que emplean entre 26 y 100 trabajadores, representan 5% del total de empresas santafesinas y generan el 25% del total de puestos de trabajo), se mantiene el crecimiento del empleo durante 2012 y 2013, pero los puestos de trabajo descienden -1,2% en 2014. En 2017, el empleo registrado en empresas medianas crece 1,5%.

Las empresas pequeñas (que emplean entre 6 y 25 trabajadores, representan el 18% del total de empresas santafesinas y generan 21% del total de puestos de trabajo), muestran una caída del empleo registrado en 2013, 2014 y 2015, y una posterior recuperación. En 2017, el empleo registrado en empresas pequeñas crece 0,9%.

Finalmente las microempresas (que emplean de 1 a 5 trabajadores, representan 76% del total de empresas santafesinas y generan 15% del total de puestos de trabajo), que lograron crear empleo registrado en 2009, muestran una tendencia decreciente a partir de 2012. En 2017, el empleo registrado en microempresas muestra un saldo negativo de -0,7%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario