Dólar

El dólar volvió a subir mientras el gobierno busca apoyo financiero

El Poder Ejecutivo obtuvo una línea de "apoyo presupuestario" por parte de la Corporación Andina de Fomento. Versiones sobre un "waiver".

Miércoles 22 de Agosto de 2018

El dólar escaló ayer a $ 30,80 para la venta minorista en Rosario, al cierre de una jornada cargada de rumores sobre la necesidad del gobierno de pedir un perdón y una renegociación del acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La devaluación del real brasileño también hizo sentir alguna influencia.

En el sector mayorista, en el que operan bancos y empresas, el dólar trepó quince centavos, hasta los $30. El volumen negociado de contado fue de u$s 456 millones.

El mercado retomó la actividad luego del feriado correspondiente al 17 de agosto y durante la rueda no hubo intervención oficial, según señalaron operadores de la city.

Evaluaron que el circuito financiero local sintió el impacto del movimiento del real, que ayer sufrió una devaluación en medio de los ruidos en el ámbito político del país vecino. En Brasil el dólar superó la barrera de los 4 reales por primera vez desde marzo de 2016. Además, puntualizaron que hubo poca oferta del sector agroexportador ante una firme demanda de divisas.

El incremento de la moneda norteamericana se dio en la primera jornada de una licitación de Letras del Tesoro en dólares para tratar de contener al tipo de cambio tras la licitación de Lebac en la que la autoridad monetaria no logró renovar el total del monto ofrecido.

A lo largo del año el dólar registró un avance de 61,4 por ciento, un nivel superior al ritmo de la inflación.

En el mercado de dinero entre bancos, el "call money" se mantuvo operando en el entorno del 40 por ciento. En "swaps" cambiarios se pactaron u$s 76 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el miércoles y el jueves. Las tasas de Lebac en el mercado secundario mantuvieron sus rendimientos, operándose la de 29 días al 44 por ciento.

En una rueda volátil y con marcada selectividad, la Bolsa porteña anotó ayer su tercera caída consecutiva, presionada por Petrobras y bancos. Tras el feriado nacional del lunes, el Merval de Byma bajó un 0,7 por ciento, a 26.045,93 unidades y tocó su menor nivel en siete semanas.

Las caídas más pronunciadas del día fueron Supervielle (-4,2 por ciento), Transener (-4,1 por ciento) y Petrobras (-4,1 por ciento). El segmento bancario volvió a ser castigado por la debilidad que mostraron los ADRs del sector en Nueva York durante la jornada previa (cayeron hasta 6 por ciento, mientras que este martes rebotaron hasta 1,1 por ciento.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares (contra pesos) culminaron con mayoría de alzas en una jornada con tendencia alcista para el tipo de cambio en el mercado mayorista, que volvió a tocar los $30. El riesgo país, elaborado por el banco JP Morgan, caía dos unidades a 683 puntos básicos.

El gobierno nacional aprobó oficialmente ayer una serie de préstamos de la Corporación Andina de Fomento (CAF) por un total de 1.650 millones de dólares, que en parte se utilizarán para enfrentar eventuales shocks externos. Unos 750 millones de dólares se usarán como "apoyo presupuestario" para fortalecer al gobierno "ante la ocurrencia de choques externos".

El préstamo de la CAF forma parte de la desesperada búsqueda de dólares externos por parte del gobierno frente a las necesidades de financiamiento público y la atención de la fuga de dólares.

Ante la evidencia de que el primer tramo del FMI no alcanza para cubrir con los compromisos, la cartera de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne negocia un waiver (perdón) con el organismo, por el incumplimiento de a meta inflacionaria y de reservas, y un adelantamiento de los desembolsos. También busca un préstamo de China.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario