Economía

El dólar volvió a subir por la demanda de cobertura

Luego de un período de tregua, la divisa trepó 66 centavos en dos días. Se mantiene el racionamiento de la plata del Fondo Monetario.

Viernes 10 de Agosto de 2018

El dólar trepó ayer 46 centavos, a $ 28,69 para la venta en la city porteña, en lo que fue su segunda jornada de incremento consecutivo. La cotización volvió a niveles del mes pasado, en medio del alza de la divisa en la región y una persistente demanda por cobertura en el mercado local.

Según un promedio realizado por el Banco Central, la moneda norteamericana finalizó a $27,66 para la punta compradora y a $28,69 para la vendedora.

El precio más bajo fue expuesto en los mostradores del Banco Nación, a $28,60; mientras que el más elevado fue registrado en el Banco Galicia, a $28,90.

En el sector mayorista, el dólar finalizó a $28,11, lo que representó un incremento de 46 centavos frente al miércoles, mientras que durante la semana acumula un avance de 82 centavos.

El volumen negociado en el segmento de contado fue inferior a la jornada pasada, al llegar a u$s 474,379 millones.

El día anterior el dólar había saltado 20 centavos, a $28,23, por un repunte en la corriente compradora luego de que el Banco Central decidiese mantener la tasa de política monetaria en un 40 por ciento, tras alertar respecto de una aceleración de la inflación.

De ese modo, en tan sólo dos días, el billete verde registró una suba acumulada de 66 centavos, hecho que lo llevó nuevamente a niveles de julio último.

Operadores analizaron que durante la rueda se mantuvo la demanda de moneda extranjera por cobertura, hecho que impulsó el precio del tipo de cambio.

Además, puntualizaron que influyó la devaluación de monedas emergentes en medio de las renovadas tensiones en materia comercial entre China y los Estados Unidos.

En Brasil, por ejemplo, el dólar se apreció este jueves 1,08 por ciento ante el real al cotizar $3,808.

En tanto, el Banco Central efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, la habitual subasta de venta en contado de dólares y el monto adjudicado fue de u$s 50 millones.

"El precio promedio de corte se ubicó en $28,025, siendo el mínimo precio adjudicado de $28,02", resaltó la autoridad monetaria.

Mercado internacional

El mercado internacional estuvo agitado. Wall Street cerró ayer con la mayoría de las acciones en baja en una sesión de pocas transacciones y marcada por la caída de Tesla.

El índice industrial Dow Jones perdió 0,29 por ciento, a 25.509,23 puntos, y el S&P 500 cedió 0,14 por ciento, a 2.853,58. El Nasdaq, de valores tecnológicos, ganó 0,04 por ciento, a 2.853,58 puntos. "Los inversores intentaron hacer subir las acciones pero se encontraron con una sesión de muy limitadas transacciones", dijo Quincy Krosby, de Prudential. Como señal de la calma del mercado mencionó la notoria caída que registra desde el mes pasado el índice de volatilidad de Wall Street, que suele dar una idea de las oscilaciones de las acciones.

"Con esa volatilidad hay pocas posibilidades de que los índices tomen alguna dirección", añadió.

La acción del fabricante de autos eléctricos Tesla bajó 4,38 por ciento tras dos días de expresivas alzas, mientras los analistas examinan la idea de su CEO Elon Musk de retirar a la compañía de Wall Street.

Las autoridades estadounidenses encargadas de supervisar el mercado dijeron que también están examinando el anuncio de Musk.

En el mercado de obligaciones, el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años bajó a 2,925 por ciento, contra 2,960 por ciento del miércoles.

Repunte argentino

Las acciones de las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York subían ayer traccionadas por los bancos, mientras Mercado Libre anotaba un salto del 13 por ciento.

La empresa de Marcos Galperín que desde junio de 2017 integra el codiciado panel Nasdaq 100, saltaba 13,1 por ciento y acumulaba así un alza del 23,8 por ciento en lo que va del año.

Esa compañía argentina es casi una excepción entre las firmas que cotizan en Nueva York en un año negro para los papeles argentinos, afectados por la aversión al riesgo y por los problemas domésticos del país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario