Economía

El dólar sigue en baja y el BCRA compró esta vez u$s 40 millones

La divisa volvió a cotizar por debajo del piso de la banda cambiaria. También cayó la tasa de referencia. El Merval frenó la racha alcista

Sábado 12 de Enero de 2019

El dólar mayorista volvió a cotizar por debajo de la banda de flotación dispuesta por el Banco Central, en $36,90. La autoridad monetaria intervino nuevamente ayer en el mercado de cambio con compras por u$s 40 millones. El jueves había adquirido u$s 20 millones.

Los analistas se sorprendieron con un comienzo de rueda sin operaciones durante la primera hora y hasta el momento en que el Banco Central anunció por el Siopel, el sistema electrónico en el que operan los mayoristas, una nueva subasta de dólares por un monto de u$s 40 millones. La subasta estuvo esta vez más cerca del máximo diario establecido en el esquema de política monetaria, de u$s 50 millones diarios.

Pese a su incursión, el Central no detuvo la baja de la divisa que, inclusive pasada la subasta, se mantuvo por debajo del piso de la banda de flotación y que terminó aún más débil en $ 36,90. "A partir de la licitación comenzaron los bancos a operar en una franja de $37,10 y $37,20 muy abierto, ya que no había referencia del flujo de ingresos y egresos motivo por el cual la oferta pudo quebrar la demanda", señaló Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. Recordó que en la semana la exportación cerealera liquidó cerca de u$s400 millones por la cosecha del trigo y otros cereales.

"El tipo de cambio, a este nivel de tasas donde tanto de Leliq, call money y swaps cambiarios, que se ubican por encima de 54 por ciento de tasa nominal anual (TNA) no permite que se haga ningún negocio con el dólar, salvo quien tiene que pagar importaciones y/o girar servicios o dividendos", señaló Izzo.

El analista advirtió que "la expectativa de los operadores del mercado financiero está centrada en qué momento el BCRA va a comenzar a bajar las tasas de interés, para descomprimir las demás variables económicas, porque si del dólar se trata, ya está por el piso".

Por su parte en la licitación de Leliq, donde vencían $ 129.763 millones y adjudicó $ 140.353 millones, el BCRA convalidó una tasa promedio del 58,107 por ciento. El volumen operado en el segmento de contado alcanzó u$s 602,7 millones.

El alivio financiero permitió al gobierno avanzar en algunas definiciones para 2019. El secretario de Finanzas, Santiago Bausili, anticipó hace unos días que el Tesoro tiene previsto vender entre 6 mil y 10 mil millones de dólares durante este año para hacerse de pesos y reforzar el presupuesto.

El BCRA aclaró ayer que la entidad no tomará dólares del Tesoro porque así quedó estipulado en el acuerdo firmado con el FMI. De domo que las divisas que se vendan, provenientes fundamentalmente del préstamo del FMI, se liquidarán en el mercado cambiario directamente a través de subastas.

Pese a las dudas de buena parte de los analistas, el equipo económico está convencido de que el plan liderado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, permitirá cubrir con holgura las necesidades de financiamiento para este año, de no mediar algún evento exógeno de gran impacto. Los más optimistas aseguran que a fin de año sobrarán dólares.

El analista Salvador Di Stéfano, opinó que el dólar seguirá bajando porque "no hay motivo para que los inversores compren en grandes cantidades". El escenario internacional, dijo, está más tranquilo, y el gobierno consiguió un crédito del FMI que durante el año 2019 le aportaría u$s 22.500 millones y organismos internacionales u$s 4.600 millones adicionales.

A eso se suman los dólares de la campaña agrícola 2017/18. "Entre hoy y el 30 de junio hay una gran oferta de dólares, con una demanda tranquila", dijo. Desde el 1º de julio hasta conocerse el resultado de las elecciones presidenciales, en cambio, el dólar "estará más demandado, y menos ofertado".

Mientras el dólar y la tasa descomprimen, el mercado accionario cortó ayer la racha de buen ánimo. Por una previsible toma de ganancias, la Bolsa porteña cayó 0,8 por ciento, luego de dos sesiones consecutivas en alza, avalada por el retroceso registrado en acciones de empresas financieras y de Petrobras Brasil.

Más allá de este retroceso, el índice Merval acumuló en la semana un avance del 4,9 por ciento. Esta vez los papeles privados acompañaron el sesgo negativo de Wall Street, donde el Dow Jones bajó 0,02 por ciento.

Los bonos argentinos bajaron y el riesgo país quedó en 704 puntos básicos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});