Economía

El desempleo en el Gran Rosario subió al 8,7 por ciento en el tercer trimestre del año

Según la estimación del Indec, la desocupación a nivel nacional fue del 9,7 por ciento en el tercer trimestre del año. 

Jueves 19 de Diciembre de 2019

La desocupación afectó al 8,7 por ciento de la población económicamente activa en el Gran Rosario durante el tercer trimestre de este año. Significa una suba de 0,8 punto respecto de un año atrás. El deterioro se expresó también en una caída de las tasas de actividad y de ocupación, así como en la suba del subempleo. Es decir que el mercado de trabajo se achicó, se deterioró y se precarizó en los últimos doce meses. El índice de desempleo del aglomerado fue, no obstante, inferior al indicador nacional, que llegó al 9,7 por ciento. Entre los conglomerados de mayor desocupación se ubicaron los partidos del Gran Buenos Aires (12 por ciento), el eje San Nicolás - Villa Constitución (11,4 por ciento) y Córdoba (11 por ciento).

De acuerdo a las cifras que difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el mercado laboral de Rosario se redujo en 12 mil personas entre el tercer trimestre de 2018 y el tercer trimestre de 2019. Pero en el mismo período hay 15 mil ocupados menos y 4 mil desocupados más. También se sumaron 11 mil subocupados, es decir personas que trabajan menos de 35 horas semanales. Se destruyó empleo, se precarizaron las condiciones de los que mantienen un empleo y no hubo absorción neta de nuevos oferentes en el circuito laboral.

En relación a la población económicamente de activa, el porcentaje de población que participa del mercado de trabajo, la desocupación saltó 0,8 punto hasta el 8,7 por ciento; la subocupación 2,1 punto, hasta el 10,6 por ciento y el empleo 1,7 hasta 42 por ciento. La tasa de actividad se redujo en 1,2 punto, hasta 42 por ciento.

Al mismo tiempo, en el tercer trimestre del año, la porción de asalariados en negro llegó al 31,2 por ciento, de acuerdo a los datos del Indec.

La base de comparación s es baja en el Rosario, ya que el índice de desocupación del tercer trimestre de 2018 había sido extrañamente bajo. Es más, había bajado en forma interanual, a contramano de lo que había ocurrido a nivel nacional, en medio de un nuevo pico de la crisis financiera que se desató a principios del año pasado.

Una posible explicación, en aquel momento, había sido que el impacto de esa crisis en la actividad económica de la ciudad se retrasó respecto del resto del país, de la misma manera en que se había retrasado la salida de recesión de los años 2016 / 2017.

A septiembre de este año, el Gran Rosario muestra un claro deterioro interanual del mercado laboral aunque exhibe números mejores que muchos aglomerados del país. Sin ir muy lejos, el conjunto que integran la ciudad santafesina de Villa Constitución y la bonaerense de San Nicolás se ubicó segundo en el ranking de desocupación, con un 11,4 por ciento. El se deteriora más hacia el sur, cuando se lega al otro gran entramado industrial del país: los partidos del Gran Buenos Aires. Allí los desempleados suman el 12,1 por ciento de la población total.

La cuarta ciudad con mayor desocupación del país es Córdoba, que muestra un importante deterioro entre los meses de julio y septiembre, en pleno proceso electoral que ubicó a la provincia mediterránea como gran bastión macrista. El desempleo llegó al 11 por ciento, con una tasa de actividad muy alta, superior al 49 por ciento y un 28,8 por ciento de ocupados demandantes de empleo. La subocupación en la docta fue de 16,6 por ciento.

En el área de dos dígitos se ubicaron también Tucumán (11,1 por ciento), Santa Rosa (10,8 por ciento), Ushuaia (10,3 por ciento) y Mar del Plata (10,2 por ciento).

Las menores tasas de desocupación se anotaron en Viedma-Carmen de Patagones con el 2,5 por ciento; San Juan con el 3 por ciento; Posadas 3,1 por ciento; Comodoro Rivadavia con el 4,2 por ciento; Formosa 4,3 por ciento, y Rio Cuarto 4,5 por ciento.

A nivel nacional, el índice de desocupación aumentó a 9,7 por ciento al término del tercer trimestre de este año, contra el 9 por ciento de igual período del año pasado. Entre ambas mediciones, la actividad económica en su conjunto bajó 1,7 por ciento por la menor producción industrial, y los retrocesos en el sector de la construcción y el consumo, según el propio Indec.

También entre estas dos mediciones, la tasa de actividad, es decir, la cantidad de gente que está en condiciones de trabajar sobre el total de la población, creció levemente al 47,2 por ciento desde el 46,7 por ciento del año pasado.

El Indec dio cuenta también de que la tasa de ocupados demandantes trepó al 18,6 por ciento frente al 16,7 por ciento del año pasado.

Trabajadores químicos

Los trabajadores químicos de Rosario informaron que entre diciembre y febrero próximo se abonará el bono de $ 17.500 para todo el país. El refuerzo fue acordado por la Federación Argentina de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas (Fatiqyp) en la última paritaria y tiene carácter de suma no remunerativa extraordinaria. "Para nosotros el bono de fin de año es un derecho adquirido que se cobra todos los años", dijo Ruben Caroselli, secretario general de los Químicos de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario