Economía

El debate sobre el pacto social se coló en Idea

El tradicional encuentro de negocios abrió sus puertas a representantes del sindicalismo. Clima de acuerdo pero con condiciones.

Domingo 20 de Octubre de 2019

El debate sobre el pacto social se instaló en 55º Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (Idea) que se realizó en Mar del Plata y que reunió a referentes de las empresas más importantes del país. El encuentro también contó con la participación de políticos y sindicalistas y “todos” expresaron la urgente necesidad de llegar a un acuerdo para que Argentina despegue y salga de la crítica situación económica y social.

La necesidad de consensos entre políticos, referentes empresarios y líderes sindicales sobrevoló durante el encuentro que se realizó en el Hotel Sheraton y también se destacó entre los participantes que, por primera vez en mucho tiempo, se está de acuerdo con que “tenemos que estar de acuerdo”. Habrá que ver si esta visión no queda sólo en palabras y se ponen verdaderamente manos a la obra y se concreta “A los hechos”, tal cual el lema del Coloquio 2019.

Gastón Remy, presidente de Idea, y CEO de Vista Oil & Gas Argentina, lanzó algunas señales sobre el camino que se busca recorrer. Después de recordar que Idea reúne a 519 empresas que representan el 50 por ciento de la actividad económica del país y más de la mitad del empleo de argentina arengó durante la cena inaugural del encuentro: “Desde ese lugar nos sentamos en la mesa, tenemos que salir de ese lugar culposo”.

El dirigente empresario instó a sostener una agenda para definir políticas de Estado a largo plazo. “Idea llama a trascender las diferencias políticas e ideológicas. Entendemos que el desarrollo económico sostenido de la Argentina durante los próximos 20 años es la solución para crear nuevos empleos y disminuir la pobreza, algo que sólo será posible con educación, un marco competitivo y el fortalecimiento de la Justicia”, afirmó Remy.

Tras dejar en claro que Idea no es una entidad gremial empresaria y que reúne diferentes sectores, con diferentes miradas, el presidente de Idea apuntó: “Gane quien gane las próximas elecciones , tendrá que construir acuerdos. En la mesa sabemos que vamos a tener que contribuir, pero hagámoslo sobre una visión de futuro que nos una a todos”.

En una tribuna no tan afín con el mundo sindical, Daer compartió la cena inaugural con Miguel Blanco, coordinador del Foro de Convergencia Empresarial y director general de Swiss Medical Group, y Graciela Fernández Meijide, presidenta del Club Político Argentino.

“A los empresarios les pedimos que comprendan el momento que estamos viviendo, que es con todos, que no hay ningún sector antiempresarial ni anti nada”, dijo el líder cegetista, quien instó a “generar las condiciones para que Argentina despegue, genere riqueza y termine con los bolsones de pobreza sistemáticos y estructurales”.

En el hall del Hotel Sheraton de Mar del Plata antes de su disertación, el dirigente valoró que “esta transición nos indicó a los argentinos que institucionalmente estamos sólidos”. Y recordó que “con responsabilidad y respeto por el otro” se pudieron alejar los pronósticos más agoreros que se trazaron luego del 12 de agosto.

“Vamos a llegar a las elecciones y la democracia va a seguir dando sus giros y sus frutos”, remarcó. Al mismo tiempo, subrayó que “la CGT está dispuesta a consensuar todo lo que sea necesario para que el país salga adelante y ese es el mensaje que venimos a dar”.

Respecto a la propuesta de Alberto Fernández de un pacto social dijo que “las posibilidades son todas, Argentina si no, no sale”. En ese sentido, se mostró a favor de trabajar para que el país pueda encontrar un perfil de desarrollo.

También en el encuentro, Antonio Caló, secretario general de la UOM, recurrió a una metáfora para hablar de la unidad sindical. “El país está enfermo, y cuando la madre está enferma los hermanos que no se hablan nunca van todos a verla. Así estamos nosotros”, reflexionó.

Con una inscripción récord de 900 personas y un número inédito de auspiciantes, durante los tres días que duró el 55º Coloquio de Idea hubo más de 70 oradores nacionales e internacionales entre empresarios, gobernadores, pensadores, economistas, académicos, sindicalistas y referentes sociales.

“Los acuerdos para Argentina posible” fue la propuesta de Federico Procaccini, presidente del 55º Coloquio de idea y CEO de Openbank, el banco on line del Grupo Santander. Planteó la necesidad de consensos entre políticos, líderes empresarios y sindicales y destacó que por primera vez en mucho tiempo “estamos de acuerdo que tenemos que estar de acuerdo, eso es un paso”.

En ese sentido, Procaccini señaló que la salida es “el crecimiento” y valoró el proceso para alcanzar ese resultado e instó a comenzar ya. “Empecemos acá. Qué vamos a esperar”, disparó al auditorio.

El CEO de Openbank advirtió que para crecer “no alcanza el mercado interno” pero se quejó de que para enfocarse en el comercio internacional “no se puede exportar carga tributaria” y pidió competitividad en ese sentido, reclamo que también se escuchó en la cena inaugural a cargo de Remy.

Nueva etapa

Empresarios de la industria, el consumo y el software pidieron medidas para encarar una “nueva etapa que promueva al crecimiento de cada uno de los sectores”. Reformas tributarias, incentivos al crédito y marcos normativos que promuevan la agregación de valor son las claves para la generación de empleo, la exportación y el crecimiento, indicaron.

En el panel “Futuro, empresarios, liderazgo y contagio” que contó con la participación de Federico Braun, presidente de Importadora y Exportadora de la Patagonia que tiene a su cargo la cadena de supermercados La Anónima; la empresaria autopartistas Carolina Castro, de Industrias Guidi (la primera mujer en integrar la mesa chica de la Unión Industrial Argentina UIA); y Marcos Galperín, fundador y CEO de Mercado Libre, también se destacó la urgencia de una nueva forma de abordar la situación económica y social del país.

La referente de Industrias Guidi propuso “crecer de determinada manera” y mencionó que el mundo apunta todos sus cañones a la innovación y agregación de valor. Por eso instó a pensar: “¿Reformas para qué?”.

Sobre la situación actual de las empresas en el país recordó el informe “Travesía 4.0” que realizó la UIA y relevó mucha heterogeneidad en el entramado industrial nacional. “Sólo el 6% son cóndores que sobrevuelan al resto con cambios ya implementados, un 40% y pico inició el proceso y un 50% no está haciendo nada”, detalló Castro.

La empresaria propuso trabajar por las cadenas de valor global. “Este coloquio me parece importante porque reúne al capital nacional y transnacional, no hay desarrollo posible si no alianza entre esos dos capitales. Mi empresa es un claro ejemplo de eso, somos parte de la cadena de valor de Toyota”, mencionó.

Contó que cuando en 1994 la automotriz llegó al país y fue a visitar Guidi, la autopartista tenía stocks de 30 días, medíamos la calidad en puntos porcentuales y nuestras líneas tenían muy baja productividad. Unos 20 años después tienen menos de 5 ppm, stock de un día en una planta y para dos días en la otra. En materia de productividad, tienen una línea está totalmente automatizada con 49 robots.

Contó que la automatización formó parte de un círculo virtuoso. “Automatizamos pero como la torta se hizo más grande también generamos más empleo. Esto no hubiera sido posible si una empresa grande de capitales transnacional no apostaba por su cadena de valor, si no teníamos un Estado que nos de los créditos que necesitaba para invertir, si hubiéramos tenido un sindicato que pusiera palos en la rueda a una nueva manera de organización porque hubo que cambiar todo, y sino estaba el grupo empresario que decía avancemos para crecer. En la Argentina que viene vamos a tener que hacer mucho”, resumió Castro.

Galperín contó el crecimiento que tuvo el sector del que forma parte gracias a la antigua ley de software que se puso en marcha en 2004, durante el gobierno de Néstor kirchner, para la promoción de la actividad. Habló de las ventajas competitivas que hoy brinda la nueva ley para la industria del conocimiento que brinda facilidades para empresas o emprendimientos de una amplia gama de sectores vinculados a la innovación.

“Si en los próximos 15 años en la industria del conocimiento sucede lo mismo que pasó en software en los últimos 15 años creo que vamos a generar muchos de miles de empleos y decenas de miles millones de dólares de exportación y generar divisas, recursos para sacar a muchos argentinos de la pobreza”, destacó sobre un sector que tiene mucha dinámica por su alta nivel de competitividad global.

Todos los candidatos presidenciales hablan de la necesidad de generar acuerdos y los empresarios tomaron el guante. “Con las distintas visiones, sin que impliquen una grieta, hay ciertos problemas que nos afectan a todos, alta inflación, falta de generación del empleo en el sector privado, el crecimiento de la pobreza y la falta de crecimiento de la economía. Son cuatro temas que a esta altura del partido estamos todos de acuerdo que no son fáciles de solucionar y que van a necesitar de un consenso”, indicó Galperín.

Para el empresario “el problema de Argentina es que siempre la coyuntura termina tapando el bosque”, aunque destacó que “esta situación que es compleja nos va a obligar a sentarnos a todos para buscar soluciones a problemas que son graves”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario