Economía

El consumo de tarjeta de crédito creció el 50 por ciento y alcanzó a un sueldo

En el último año los gastos con tarjeta alcanzaron 6.793 promedio por cada plástico. Hasta el año pasado el consumo estaba estimado en 4.484 pesos. El endeudamiento creció 51 por ciento. 

Viernes 25 de Septiembre de 2015

Los registros del Banco Central muestran que la gente ya debe en promedio unos 6.793 pesos por cada tarjeta de crédito. Un número llamativo porque muchas personas son titulares de más de un plástico. Y porque hace un año el monto era de 4.484 pesos. Es decir que creció 51 por ciento en 12 meses, el doble que la inflación, estimada por las consultoras en un 26,6 por ciento.
 
Lo que deben devolver las familias por sus gastos con plásticos, en pesos y en dólares, creció tanto que ya es más de un sueldo. Esos 6.793 pesos por tarjeta titular, registrados en agosto, superan los 6.500 pesos que según del Indec son el ingreso medio de los ocupados. Entre 2012 y 2014, en cambio, la deuda promedio en esta época del año no era más que el 90 por ciento de un salario.
 
La población, estiman en el mercado, usó las tarjetas al menos un 10 por ciento más de veces que hace un año, y por montos 45 por ciento superiores. Aunque algunos emisores tuvieron marcas más altas. “En nuestro caso, los consumos crecieron 60 por ciento, y un 15 por ciento la cantidad de transacciones”, destacan en Tarjeta Shopping.
 
Por el resurgimiento de los viajes al exterior, la deuda en dólares de las familias se amplió un 49,6 por ciento interanual. Llegó en agosto a 386 millones de dólares y se acercó a las marcas de 2013, cuando aún no estaban limitadas las compras en webs extranjeras y el recargo al “tarjeteo” en el exterior era sólo del 20 por ciento (luego subió al actual 35por ciento).
 
Igualmente, cada 100 pesos adeudados, más de 97 son por gastos en pesos. “Los rubros más importantes son ropa, electro, supermercados, turismo y pago de servicios”, cuentan en el Santander Río.
 
Detrás del auge del “tarjeteo” confluyen varias causas. Martín Tetaz, experto en Economía del Comportamiento, señala que un efecto de “atraso cambiario” viene disparando los gastos en el exterior, como había pasado a fines de 2013. Agrega que, también, como la gente “proyecta más inflación y devaluación” tras las elecciones, “endeudarse ahora aparece como una buena idea, a la espera de que la corrección cambiaria licue las deudas, como ya ocurrió otras veces”. Todo eso, cree, se vio además favorecido por una recomposición en el poder de compra de los salarios tras las paritarias.
 
“La expectativa de un ajuste que acelere el proceso inflacionario generó un fuerte incentivo a endeudarse en cuotas fijas en pesos”, coincide Gabriel Caamaño Gómez, economista de la consultora Ledesma. Y subraya que eso fue posible porque, al mismo tiempo, la oferta de cuotas sin interés se amplió mucho, impulsada por el Gobierno, “en momentos en los que esa opción había casi desaparecido”.
 
De hecho, el plan oficial Ahora 12, que subsidia 12 pagos sin recargo en 166 mil comercios, acaba de cumplir un año y ya canalizó más de 15,5 millones de operaciones, de las cuales la gran mayoría (11,1) fueron de ropa y calzado a un promedio de casi 1.300 pesos por ticket.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS