Economía

"El consumidor evolucionó, busca experiencias diferentes"

En un contexto de incertidumbre, donde es importante ser dinámicos, la bodega Terrazas de los Andes presentó nueva línea.

Domingo 15 de Septiembre de 2019

Agil, disruptiva y tomando la iniciativa, la bodega Terrazas de los Andes, integrante del grupo Moët Hennessy, buscó este año anticiparse a los ciclos económicos frente a un escenario de crisis. Con esa premisa, lanzaron en el mercado doméstico su nueva línea “Apelación de origen”, orientada “a un consumidor más evolucionado que busca experiencias diferentes, no solo un vino, sino también entender una indicación geográfica distinta”, detalló Gustavo Perosio, director general de MH Argentina, para dar cuenta de una tendencia que se impone en la demanda.

Con una cena en la que reunió a clientes y especialistas del sector, la bodega se trasladó desde Mendoza a Rosario, según dijo Perosio, para dar el brindis inicial a la cata de dos Malbec y un blend de la bodega, cuyas bondades especificó Gonzalo Carrasco, el enólogo de Terrazas.

En ese marco, se presentaron en sociedad el Malbec “Las Compuertas”, un vino con aromas a fruta roja, notas florales y taninos sedosos característicos de zona de altura y suelos profundos; “Los Chacayes”, también de la misma variedad, pero con características más potentes y aromas a fruta negra, propios de su altura, exposición solar y la heterogeneidad de su suelo.

El tercero fue “Paraje Altamira”, un blend de las pocas zonas donde se puede encontrar Malbec y Cabernet Sauvignon en idénticas proporciones, de complejidad aromática y una acidez equilibrada. Todos con un potencial de guarda de 10 años.

La comprobación de cómo se expresa el terroir, algo que está determinado por el clima y el suelo de cada región, se trasladó también desde las fincas mendocinas al último piso del hotel rosarino en el que se realizó la cata, en el cual y mediante una experiencia de realidad virtual, los asistentes pudieron recorrer paso a paso cada finca que dio nacimiento a los vinos que probaron en la mesa e incluso sumergirse en los suelos que explican, a través de sus condiciones morfológicas, el resultado de cada vid.

“La realidad es que en Argentina lo que se vende más es malbec y para el mundo, Argentina es malbec, pero no todos son iguales y nosotros tenemos que saber expresar eso”, planteó Perosio para reiterar el concepto de denominación de origen como la marca de fuego que define la calidad y el gusto por un vino.

Carrasco, enólogo de Terrazas de los Andes, señaló que el lanzamiento de Apelación de Origen corona “más de 10 años de trabajo que venimos realizando en la enología de precisión”. Según detalló, “la valoración del lugar de origen en la vitivinicultura tiene gran desarrollo en Europa. Sin embargo, es un proceso más reciente en el nuevo mundo porque históricamente se le dio más relevancia a la variedad que al lugar de origen”.

Hoy “los consumidores de vino de Argentina están desarrollando cada vez más conocimientos sobre el origen del producto y esta línea nos permite ofrecer un viaje de exploración a las más destacadas apelaciones de nuestro país”, apuntó.

Moët Hennessy es la división de vinos y destilados del Grupo LVMH (Moët Hennessy – Louis Vuitton) y elabora en Argentina vinos y espumantes de las marcas Chandon, Cheval des Andes, 33 Sur y Terrazas de los Andes. También distribuye los champagnes Moët & Chandon, Dom Pérignon, Krug, Veuve Cliqcuot y Ruinart; los espumantes Chandon y Baron B; los vinos Terrazas de los Andes, Cheval des Andes; el whisky de malta Glenmorangie; el vodka Belvedere; el cognac Hennessy; entre otros.

La compañía en Argentina a coloca el 80% de su producción en el mercado interno y el 20% restante en el exterior. Sin embargo, con la unidad de negocios de Terrazas, esos números se invierten, ya que la bodega “exporta mucho más de lo que vende en Argentina”, dijo Perosio. De todos modos, esta nueva línea “Apelación de origen” es “para el mercado argentino”, agregó.

El último lanzamiento importante la empresa lo realizó con Delice (Chandon) en 2012. “Estuvimos quietos mucho tiempo, nos iba bien y ya en 2018 cuando empezamos a ver que había problemas empezamos estar más ágiles, a sacar cosas nuevas, porque en la bodega había mucho para salir y eran proyectos importantes, nos gustaban y le pusimos entusiasmo”.

En un contexto de incertidumbre económica la estrategia empresarial fue moverse. “Creemos que lo más importante es estar dinámicos y llevarle al consumidor cosas nuevas, nuevas experiencias y esto es casi una experiencia sensorial, es la posibilidad de probar dos malbec de indicaciones geográficas distintas, también para la bodega animarse a hacer un blend cuando históricamente Terrazas siempre tuvo vinos varietales. Nos gusta ser disruptivos”.

Pero además para frenar el impacto de la crisis interna el movimiento es clave. “Cuando tenés tanta volatilidad y una inflación que va creciendo, y por otro lado el tipo de cambio se retrasa, tenés que salir a algunos mercados de exportación porque no sos competitivo”, detalló Perosio para definir algunas de las estrategias de la compañía para mantenerse firme en el mercado. Pero tampoco todo se resuelve tocando la paridad cambiaria. “Por ejemplo, en Estados Unidos no van a subir los precios porque en Argentina tengas inflación, de modo que volver a esos mercados es muy difícil, por lo tanto, no es que automáticamente generas una devaluación y vas a exportar muchísimo, lo primero que causa una devaluación, en realidad es que hay menos importaciones”, detalló.

Por otra parte, Perosio celebró que este año “hubo una buena cosecha”, pese a que también eso coincide con mercado interno que “viene con una base muy baja desde el último cuatrimestre del año pasado”, y podría provocar en el sector sobreestockeo. “Siempre es bueno tener una buena cosecha, les juega en contra a algunos colegas que financieramente no están tan sólidos. Pero cuando lo estás siempre es una noticia”, dijo y planteó que en el caso de Terrazas forma parte del grupo HMA que tiene 60 años de tradición en el país.

El lanzamiento de los dos Malbec y el blend de Terrazas que está en el mercado con un precio de $610, la bodega cierra el calendario anual de presentaciones. “Entramos en un período en que ya tenés que tener todo el portafolio presentado porque estamos en la época de salida sobre todo de espumantes, de modo que no hay más lanzamientos”, aseveró Perosio, aunque adelantó que “se vienen desde nuevos formatos hasta algunas nuevas cosas en vinos” el año que viene “cuando estaremos muy activos”, agregó.

Aunque la crisis económica y social en el país se recrudeció, el ejecutivo se definió como “optimista” sobre la situación de la Argentina y la empresa. “Para nosotros 2019 fue un buen año y espero que siga así”, agregó para detallar que vienen de una basa baja durante los últimos cuatro meses de 2018. “Con lo cual, con los crecimientos que venimos teniendo este año creemos que más allá de todo lo que está ocurriendo, hoy tenemos productos que son claramente ganadores”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS