Economía

El conflicto laboral en Nestlé finalizó con 15 despidos y 3 reincorporados

Después de un mes y medio de que la firma láctea Dairy Partners America Manufacturing Argentina (DPA, alianza entre Nestlé y Fonterra) enviara 18 telegramas de despidos, frenados por el dictado de una conciliación obligatoria, el conflicto culminó ayer en la madrugada con sólo tres operarios reintegrados y quince "acuerdos de desvinculación".

Sábado 16 de Mayo de 2009

Después de un mes y medio de que la firma láctea Dairy Partners America Manufacturing Argentina (DPA, alianza entre Nestlé y Fonterra) enviara 18 telegramas de despidos, frenados por el dictado de una conciliación obligatoria, el conflicto culminó ayer en la madrugada con sólo tres operarios reintegrados y quince "acuerdos de desvinculación".

Así, la firma eliminó un 22 por ciento de los puestos de trabajo de la planta que está radicada en Firmat, ya que se suman a los veinte "retiros voluntarios" que se habían producido en los días previos hasta el estallido del conflicto. Los trascendidos en ese momento apuntaban a que la intención era prácticamente cerrar la fábrica o quedarse con apenas 40 empleados.

El acuerdo se rubricó anoche entre la empresa y el sindicato de la Alimentación de Firmat, después de una prolongada negociación que incluyó roces entre funcionarios oficiales. Es una muestra del clima que se vivió alrededor de una gestión que, si bien mejoró sustancialmente las indemnizaciones de los empleados cesanteados por Nestlé, no alcanzó para lograr el objetivo inicial de preservar las fuentes laborales.

Vale aclarar que la multinacional suiza rechazó siempre tomar cualquier especie de subsidio o asistencia estatal que significara el compromiso de mantener los puestos de trabajo, pese a que el argumento principal para despedir fue la abrupta caída de las ventas derivadas de la crisis financiera internacional.

Cotar. Esto en un marco especialmente convulsionado como es el que atraviesa el sector lácteo. Por caso, ayer siguió la discusión en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo por el conflicto laboral que sostienen los operarios de la planta de Cotar, quienes temen el cierre de la fábrica y denuncian su vaciamiento.

Cooperación. Los delegados de la los trabajadores, directivos de Cotar y un abogado enviado por Sancor, decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves, donde la cooperativa de Sunchales daría una respuesta a la propuesta que permitiría oxigenar, en parte, la compleja situación financiera de firma rosarina.

También fue convocado a ese encuentro un directivo de Sancor, con poder de decisión, para evitar que una dilación de las negociaciones.

Las fuentes consultadas deslizaron que Sancor podría adelantar los plazos (hoy a 180 días) de sus pagos a Cotar para reducir los onerosos costos financieros que debe enfrentar actualmente la cooperativa rosarina debido a la fragilidad de sus finanzas.

Pese a que estaban convocados y habían asistido a los anteriores encuentros, los dirigentes del gremio que agrupa a los trabajadores lácteos (Atilra) a nivel nacional, y que hoy detentan la representación de sus pares rosarinos después de intervenir la filial local el mes pasado a través de la delegación de El Trébol, no asistieron al encuentro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario