Economía

El clima metió la cola en la celebración de la soja

En el tradicional remate de la Bolsa, hubo euforia por las medidas del gobierno nacional. Pero también temor por la suerte de la cosecha.

Viernes 15 de Abril de 2016

El miedo por la salud de la cosecha gruesa, amenazada por las persistentes lluvias, se coló  en el remate del primer lote de soja de la campaña 2015/16 que se realizó ayer en la Bolsa de Rosario. El acto, que marca el inicio simbólico de un nuevo período del producto estrella del agro argentino, se programó este año en clave celebratoria por las medidas dispuestas por el gobierno nacional para el sector.
    “El panorama agrícola cambió en forma radical con las decisiones que tomó el gobierno nacional”, enfatizó el presidente de la Bolsa, Alberto Padoán, quien destacó la eliminación y reducción de retenciones a la exportación de productos del agro, y la eliminación de las restricciones comerciales internas y externas.
     El secretario de Agricultura, Ricardo Negri, cabeceó los elogios. Aseguró que el gobierno “hizo en 83 días hábiles de gestión mucho más de lo que hizo en años cualquier otro” y resaltó que la cadena agroindustrial “comenzó a funcionar” con “reglas claras” para los agronegocios.
    En ese clima, Padoán reiteró el reclamo de los empresarios locales para avanzar en el plan de infraestructura que presentó recientemente la Bolsa al gobierno y se quejó del aumento de la presión impositiva provincial. También ofreció la colaboración de la entidad para destrabar el conflicto entre las gremiales de la producción y Monsanto por las regalías por la semilla “Intacta”.
    Pero la creciente preocupación por el futuro de la cosecha de soja, fundamentalmente por la persistencia e intensidad de las lluvias desde principios de abril, se impuso. “Nuestras estimaciones daban una producción de 59 millones de toneladas pero las lluvias de abril complican su evolución”, dijo.
    En tiempos de euforia política en el sector, emergieron algunos claroscuros. El gobernador Miguel Lifschitz celebró las medidas de aliento al agro pero alertó sobre las dificultades que atraviesan importantes  sectores productivos de la provincia.  Sobre todo, llamó a cuidar el empleo y evitar “excesivos costos sociales” en la transición hasta que el programa económico de Mauricio Macri brinde frutos. “Podemos ver la orilla pero hay que trabajar para que todos podamos cruzar el río”, alertó.
    La intendenta Mónica Fein destacó se mostró esperanzada de que las mejores condiciones de rentabilidad para el sector agropecuario se traduzcan “en mayor consumo de bienes y servicios en ciudades como Rosario”.

El remate. AFA pagó $ 6.950 la tonelada y se quedó con el primer lote de soja. El lote fue producido por Diego y Juan Goujon. Subastó Enrique R. Zeni.


 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario