Economía

El Central mantuvo la tasa porque ve más inflación en junio

El tipo de interés de política monetaria se mantuvo en el 40 por ciento. Sturzenegger admitió que la devaluación impide cumplir la meta.

Miércoles 13 de Junio de 2018

El Banco Central mantuvo ayer su tasa de política monetaria en 40 por ciento tras advertir que los indicadores "muestran una aceleración de la inflación de junio".

"Los cambios en el escenario internacional de los últimos meses afectaron fuertemente a la Argentina, dado que todavía se encuentra en un proceso de transición fiscal", consideró la autoridad monetaria, mientras evaluó que "propiciaron una depreciación del peso que impide el cumplimiento de la meta de inflación vigente".

El organismo que conduce Federico Sturzenegger resaltó que "si bien mayo puede mostrar un número de inflación más bajo que el anticipado por el sector privado, la baja se debe, primordialmente, a una menor incidencia del componente regulados".

"Los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación de junio", alertó.

Aseguró, además, que la institución que preside "se compromete a mantener el sesgo contractivo de la política monetaria hasta observar signos tangibles de que tanto la inflación como las expectativas de inflación comienzan a descender".

"Por este motivo, el BCRA decidió mantener su tasa de política monetaria en el 40 por ciento", argumentó.

En tanto, se refirió a las metas de inflación y analizó que el contexto "requiere una redefinición" de esos objetivos para los próximos años y recordó que "ahora serán 17 por ciento en 2019, 13 por ciento en 2020 y 9 por ciento en 2021".

"El Banco Central considera que estas son las metas adecuadas, dado el punto de partida, para el nuevo contexto, pero que a la vez obligan a ser muy estrictos en materia de política monetaria", evaluó.

En tanto, puntualizó que para el segundo trimestre de 2019 la entidad "procurará alcanzar una inflación menor al 22 por ciento, en línea con la expectativa del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM)".

"El cumplimiento de estas nuevas metas se ve favorecido por un nuevo diseño de política monetaria, en el que se destacan la eliminación de las transferencias al Tesoro, la recompra de Letras Intransferibles por parte del mismo y el compromiso por parte del Poder Ejecutivo de elevar al Congreso un proyecto de reforma a la carta orgánica", afirmó. La entidad monetaria recordó que el 7 de junio se presentaron los lineamientos centrales del programa de política monetaria y fiscal, en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que habilita una línea de liquidez importante para disminuir el riesgo financiero de Argentina durante los próximos años, a través de un crédito de 50.000 millones de dólares.

En lo que hace al régimen monetario, el entendimiento con el FMI prevé la continuidad de la política monetaria de metas de inflación con la tasa de interés como instrumento y el esquema de flotación cambiaria, con intervenciones eventuales ante dinámicas disruptivas.

Este tipo de intervención tuvo su primer capítulo post-acuerdo con el FMI durante la jornada de ayer, a través de la venta de 695 millones de dólares para frenar la suba de la cotización de la divisa. La flotación duró dos días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario