Economía

El campo le exige explicaciones al gobierno por el desplante de ayer

El conflicto entre el gobierno y la dirigencia agropecuaria volvió a tensarse ayer tras la decisión oficial de suspender la reunión entre las partes y frente al silencio de la presidenta Cristina Fernández en un acto público, a la situación que enfrenta a las partes. Frente a eso, las entidades que componen la comisión de enlace salieron a exigir "explicaciones"... Fotos 25 de Mayo en Rosario

Martes 27 de Mayo de 2008

El conflicto entre el gobierno y la dirigencia agropecuaria volvió a tensarse ayer tras la decisión oficial de suspender la reunión entre las partes y frente al silencio de la presidenta Cristina Fernández en un acto público, a la situación que enfrenta a las partes. Frente a eso, las entidades que componen la comisión de enlace salieron a exigir "explicaciones" a las autoridades y pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy, cuando decidirán los nuevos pasos a seguir en el marco de la protesta.

"Hay un desplante y esperamos explicaciones", disparó anoche el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, al término del encuentro que por más de cinco horas mantuvieron los titulares de las entidades del campo. Tras la reunión — donde se hizo un repaso del multitudinario acto del 25 de Mayo en el Monumento a la Bandera y un análisis de los pasos a seguir frente a la cancelación del encuentro de ayer— los presidentes de FAA, Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) resolvieron pasar a cuarto intermedio hasta hoy a las 10, en la sede de FAA.

Buzzi señaló que las entidades consideran una "modificación de la agenda del diálogo" la decisión de suspender las negociaciones y reclamaron a las bases "paciencia y tolerancia" ante lo que catalogaron como "indiferencia" oficial.

El gobierno decidió levantar el encuentro con las entidades previsto para ayer a las 16, por entender que éstas habían provocado la ruptura del diálogo con el tono de los discursos del acto en Rosario.

Sin embargo, el desenlace fue el resultado de una jornada donde los rumores no dejaron de circular. A primera hora el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, operó de vocero oficial y salió a retrucar el pronunciamiento del campo en Rosario al señalar que "los términos" en que hablaron los dirigentes mostraron "una ausencia de responsabilidad, de respeto, de reconocimiento a la democracia de los argentinos".

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, cuestionó el tono "agresivo y vehemente" de los discursos de los dirigentes y afirmó que, con estas actitudes, el campo "rompió el diálogo" que estaba previsto que siguiera ayer por la tarde.

Pero eso no fue todo. Desde Casa de Gobierno trascendió que en el curso de la tarde se realizaría un anuncio oficial en el cual el gobierno fijaría de manera unilateral un esquema de retenciones móviles aunque, a diferencia del dispuesto el 11 de marzo, con una curva de crecimiento atenuada de manera que no se llegue a una alícuota del 95 por ciento.

Pero, fiel a su estilo, el gobierno dejó en off side, tanto a entidades como a periodistas que aguardaban en el Palacio de Hacienda algún anuncio.

Frente a esto, la dirigencia llamó a las bases a "esperar hasta mañana" (por hoy) para tomar una decisión sobre los pasos a seguir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario