Economía

El campo desafía al gobierno con un nuevo paro y la vuelta a las rutas

Las entidades agropecuarias nucleadas en la Mesa de Enlace resolvieron ayer convocar a un paro por seis días, que comenzará este viernes y se extenderá hasta el miércoles de la semana que viene. La medida incluye el cese de comercialización de granos para la industria y la exportación, y la venta de ganado vacuno...

Miércoles 01 de Octubre de 2008

Las entidades agropecuarias nucleadas en la Mesa de Enlace resolvieron ayer convocar a un paro por seis días, que comenzará este viernes y se extenderá hasta el miércoles de la semana que viene. La medida incluye el cese de comercialización de granos para la industria y la exportación, y la venta de ganado vacuno, aunque en este último caso no involucra a los productores de las zonas afectadas por la sequía.

Si bien se oficializó ayer, tras una reunión de la Mesa de Enlace en Capital Federal, el paro del campo venía madurando en la cabeza de los dirigentes agrarios por la presión de las "bases" ante la falta de respuesta de la Casa Rosada a sus reclamos.

La Federación Agraria Argentina (FAA), incluso, había anticipado una medida de acción directa en la asamblea que se realizó el jueves y viernes pasado en Rosario, donde fue reelecto al frente de la entidad Eduardo Buzzi. En ese cónclave fue el combativo dirigente entrerriano Alfredo De Angeli el que mocionó volver al paro, alzando la voz en nombre de los denominados sectores "autoconvocados".

La Sociedad Rural Argentina (SRA) también venía amenazando con retomar la huelga desde que Hugo Biolcati reemplazó a Lucino Miguens en la presidencia de esa entidad. El paro, entonces, podría inscribirse en la dinámica del recambio en el liderazgo del sector para reforzar la autoridad con mensajes hacia adentro y afuera del conglomerado agrario.

Los ruralistas promueven una reformulación de la política exportadora para el sector y reclaman cambios en materia de lechería, ganadería, trigo, retenciones, producciones regionales, emergencia agropecuaria, entre otras cuestiones.

A dos meses. El paro, impulsado por la FAA, la SRA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), se lanzó ante "la falta de decisión política" del gobierno, según dijeron.

La medida de fuerza se produce a dos meses de haber finalizado el conflicto por las retenciones móviles, sepultadas con el voto "no positivo" del vicepresidente Julio Cobos.

El paro por seis días lanzado por el campo se cerrará el miércoles 8 con un acto multitudinario que promueve la Mesa de Enlace en la localidad bonaerense de San Pedro, más allá de que las entidades agrarias se declararon en "estado de cesión permanente" para evaluar los alcances de las medidas acordadas.

El mismo día, miembros de las entidades participarán de un abrazo al Congreso nacional junto a otras organizaciones sociales, y proponen desde el martes 7 instalar una carpa frente al Parlamento.

Biolcati expresó que "la situación de los productores se agravó en relación a marzo" y manifestó que el sector "no va a concurrir (a una futura reunión con funcionarios gubernamentales) a tomar café y para darnos besos".

El flamante titular de la Rural indicó que tras los contactos que mantuvo la Mesa de Enlace con el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, "no hubo el menor adelanto y no se encontró espacio político" para la adopción de medidas reclamadas por el sector.

A pocas horas de conocerse la medida, Cheppi replicó a los ruralistas y los acusó de no querer dialogar, a la vez que se mostró sorprendida por la vuelta al paro (ver aparte) Buzzi, por su parte, dijo que "la situación del campo se agrava día a día" y manifestó que "este es el lugar que nos dejaron" desde el ámbito oficial a instancias de las respuestas dadas hasta el momento ante los reiterados reclamos del sector.

El dirigente dijo luego que el campo no tiene "voluntad de cortar ninguna ruta porque no quiere ponerse a la gente en contra".

"Nos metieron en el freezer", expresó Buzzi al definir la relación que mantiene el sector agropecuario con el gobierno de Cristina Fernández.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario