Economía

El BCRA llevó la tasa al 62 por ciento pero no logró bajar el dólar

Hacienda colocó Letras del Tesoro en dólares y bonos ajustados por inflación para renovar vencimientos y atraer inversores.

Miércoles 13 de Marzo de 2019

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó al 62 por ciento la tasa de interés que paga por las Letras de Liquidez (Leliq) a siete días de plazo pero no logró evitar que el dólar avanzara otro escalón hasta los $ 42,51 en la city porteña. En Rosario cotizó a $ 42,41.

En el mercado mayorista la divisa estadounidense también operó en alza y cerró en $ 41,50. El volumen de negocios en el segmento de contado fue de u$s 649 millones.

El Banco Central volvió a subir la tasa de referencia. El rendimiento de las Leliq fue de 62,119 por ciento y volvió a los valores de noviembre. La suba ya suma 18,61 puntos porcentuales respecto al piso de 43,937 por ciento alcanzado el 14 de febrero.

El monto total adjudicado fue de $ 200.000 millones, una cifra que permitió cubrir de manera completa los vencimientos previstos para la fecha. El stock se mantuvo en $1.015.619 millones.

El analista Christian Buteler calificó como "un mal dato" que la tasa y el dólar sigan para arriba. Enfatizó que "la tasa de interés tarda en tener su efecto sobre el tipo de cambio y no siempre puede sola hacer el trabajo, salvo que estemos dispuesto a llevarla a punto tal que no haya un peso para nada".

En busca de descomprimir la presión sobre el mercado cambiario, el Ministerio de Hacienda colocó ayer u$s 854 millones en Letras del Tesoro en Dólares a una tasa del 4,50 por ciento y otros $ 30.653 millones en Bonos Ajustados por Inflación a una tasa extra del 9,37 por ciento.

La mirada estaba puesta especialmente en las Letes, cuyo vencimiento está pautado para el viernes 13 de octubre, dos semanas antes de las elecciones presidenciales.

Por eso, con u$s 854 millones adjudicados representó la renovación del 90 por ciento de las Letes que vencían en esta jornada.

En ese segmento, se adjudicaron títulos por u$s 854 millones, el precio de corte fue de u$s 974,76 por cada u$s1.000 de valor nominal, lo cual representó una tasa nominal anual 4,50 por ciento y una tasa interna de retorno efectiva de 4,54 por ciento.

En tanto, con los Boncer se adjudicaron $ 30.653 millones en valor nominal equivalentes a $31.397 millones a una tasa de 9,37 por ciento

En la Secretaría de Finanzas esperaban este interés debido a que los rendimientos de los plazos fijos no aumentaron al mismo nivel que lo hicieron las Leliq.

Además, y según los últimos datos del BCRA, al 28 de febrero el stock de plazos fijos privados se ubicaba en $ 1.112.263 millones, un alza de $ 15.985 millones respecto al nivel en que se encontraba el último día de enero. Esta suba de sólo el 1,46 por ciento contrasta con el salto de más de 11,4 por ciento que habían tenido en enero, cuando la tasa que pagaban los bancos se ubicaba en torno al 47 por ciento anual.

Es que durante febrero a causa del recorte que el BCRA fue aplicando en las licitaciones de Leliq, la tasa Badlar, por los depósitos a 30 días de más de un millón de pesos, cayó más de 9 puntos, para pasar de 44,6 por ciento anual al 35,3 por ciento. Luego, también acompañando el rebote de las letras, repuntó algunos escalones. Igual, apenas llegó al 37,1 por ciento anual, contra el 62 por ciento actual vigente en la tasa de política monetaria.

En medio de este panorama, el ministro de Hacienda, Ncolás Dujovne, se reunirá hoy en Washington con las autoridades del Fondo Monetario Internacional, organismo que _en base a los plazos pactados_ deberá desembolsar en el corto plazo u$s 10.700 millones como parte del acuerdo de refinanciación de deuda que firmó Argentina el año pasado. Dujovne adelantó que si logra refinanciar el 70 por ciento de los vencimientos de deuda, volcará los fondos del FMI para ir cancelando pasivos que vencen en 2020.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});