Economía

El BCRA anunció una nueva batería de medidas para administrar el dólar

Subió la tasa de pases pasivos de corto plazo. y cambiará la forma de intervención en la plaza.Prohiben a políticos comprar dólares.

Viernes 02 de Octubre de 2020

El Banco Central dispuso una serie de medidas tendientes a eliminar las tensiones cambiarias. Subió la tasa de pases pasivos de corto plazo, imprimirá mayor volatilidad a las intervenciones en el mercado de cambios, abrirá la posibilidad de negociar contratos a futuros denominados en yuanes para operaciones de comercio exterior y prohibirá la compra de divisas para atesoramiento a los funcionarios del máximo nivel de la administración pública, los legisladores nacionales y los directivos de entidades bancarias oficiales.

El organismo que conduce Miguel Pesce difundió ayer los nuevos lineamientos de su política monetaria. Entre otras cosas, dispuso modificar la tasa de pases pasivos a un día de plazo y ubicarla en 24 por ciento, lo que implica un incremento de cinco puntos porcentuales respecto del nivel vigente de 19 por ciento. La decisión busca incrementar el atractivo de los instrumentos financieros en moneda local de corto plazo, "en vistas de desalentar comportamientos que podrían afectar el mercado de cambios en un contexto de tensiones estacionales que se registran en la actualidad".

En simultáneo, la política monetaria administrará el stock de Letras de Liquidez (Leliq) para "minimizar el impacto de la decisión sobre el costo de esterilización".

En el mercado del dólar, el BCRA dispuso "abandonar el mecanismo de devaluación uniforme, otorgando mayor volatilidad y manteniendo el nivel competitivo del tipo de cambio real multilateral". Así, el ritmo de depreciación diaria "se adecuará en forma gradual a las necesidades de la coyuntura".

También se dispuso "abrir una rueda en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y se tramitará las autorizaciones en el Rofex para permitir la compra del yuan renminbi, la moneda china, contra el peso argentino para operaciones de comercio exterior. También se abrirá la posibilidad de celebrar contratos a futuros denominados en yuanes (reminbi).

Esta medida no implica que se puedan comprar yuanes físicos para atesoramiento ni se permitirá la apertura de cuentas bancarias denominadas en esa moneda, debido a que esta esencialmente destinada a facilitar la operatoria de comercio exterior. El BCRA utilizará sus reservas en yuan para responder por estas operaciones y que no está previsto la activación del swap de monedas firmado con el Banco Popular de China.

Se facilitarán, además, "las nuevas Inversiones Extranjeras Directas, permitiendo que tengan libre acceso al mercado oficial para repatriar las inversiones a partir del primer año de realizadas".

Al mismo tiempo, el organismo anunció que se bloquearán los Cuit para la compra para atesoramiento de divisas de los funcionarios del máximo nivel de la administración pública nacional hasta el rango de subsecretarios o equivalentes, de legisladores nacionales (diputados y senadores), y los directores de bancos públicos incluidos los del BCRA.

Lineamientos

En un comunicado, la autoridad monetaria anunció que "redoblará sus esfuerzos en pos del desarrollo de instrumentos de ahorro e inversión que permitan a los argentinos obtener rendimientos positivos no sólo respecto de la evolución de la inflación, sino también en relación a la evolución del tipo de cambio". En este sentido, se procurará "armonizar progresivamente las tasas de referencia de los instrumentos de política monetaria, minimizando el impacto sobre el costo de esterilización".

La autoridad monetaria recordó que para necesidad de responder a las demandas de la pandemia generó un incremento importante de la liquidez, Ahora, monitorea atentamente la evolución de los agregados monetarios y actuará a través de las herramientas disponibles.

Además, en el marco de los favorables resultados obtenidos en materia de normalización de la deuda pública, el BCRA utilizará su capacidad de intervención a través de operaciones de mercado abierto, a los efectos de auspiciar una mayor liquidez, profundidad y transparencia de los mercados de deuda soberana, en vistas de apuntalar el comienzo de una nueva etapa en la que el mercado de capitales local asuma una importancia creciente en la estrategia de financiamiento del sector público".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario