Economía

Efecto AFJP: la Bolsa porteña cayó 10% y el riesgo país superó los 2.000 puntos

Las acciones líderes cayeron hoy 10,1 por ciento en la Bolsa de Comercio porteña, mientras el Riesgo País argentino superó los 2.000 puntos básicos, un nivel similar al de octubre de 2001, antes de la cesación de pagos.

Miércoles 22 de Octubre de 2008

Buenos Aires.- Las acciones líderes cayeron hoy 10,1 por ciento en la Bolsa de Comercio porteña, mientras el Riesgo País argentino superó los 2.000 puntos básicos, un nivel similar al de octubre de 2001, antes de la cesación de pagos.

El índice Merval se hundió 10,11 por ciento hasta los 940,82 puntos, aunque llegó a caer más de 18 puntos porcentuales en el transcurso de la jornada bursátil, justo un día después del anuncio del Gobierno sobre la nacionalización de los fondos de pensiones en manos de las AFJP. La Bolsa de Comercio porteña negoció 109,9 millones de pesos en acciones.

Se llegó a ese resultado después de haber soportado el mercado  un derrumbe del 16,92 por ciento en el peor pasaje de la rueda y  cuando todo hacía suponer que los papeles estaban encaminados a  una caída histórica, pero la compra de oportunidades y de aquellos  que estaban “vendidos” permitió limar buena parte de los  quebrantos.

El comportamiento se repitió en todos los frentes y la nota  más llamativa entre los títulos públicos surgió del lado del  Discount -el bono más representativo del canje de deuda- que de  acusar un desplome del 24,33 por ciento terminó un 4,50 abajo, lo  que podría parecer una diferencia de tipo corriente en las últimas ruedas.

Otro termómetro de los pronunciados altibajos que se vivieron en la jornada fue el recorrido del riesgo país, que es la  sobretasa de los bonos frente a papeles similares de Estados Unidos. La medición del JP Morgan escaló 336 puntos básicos a  1.963 unidades, pero antes había desbordado los 2.000 puntos.

Para explicar tamaño derrumbe de las variables, los  especialistas apelaron al complejo panorama externo por las claras  evidencias de una recesión global, combinado con las “dudas que  provoca el proyecto para eliminar el esquema de jubilación  privada”, según los argumentos más escuchados.

Las administradoras de fondos de jubilación tienen una  participación en el mercado de capitales de unos 52.000 millones  de pesos a través de títulos públicos y otros 10.000 millones en  acciones.

Ante la ola de venta y caída de precios, la Justicia prohibió  por siete días laborales la operatoria de los fondos de pensiones  en el mercado financiero. Durante la medida cautelar las AFJP sólo  podrán renovar los plazos fijos.

Con la desaparición de los que serían los mayores operadores  del mercado, el nerviosismo de los operadores sintonizó en tiempo  real cada uno de los movimientos del mercado, y el cierre encontró  a los precios desbocados y a los operadores con rostros de  preocupación.

Sin embargo, a los efectos estadísticos la mayor caída que  sufrió el Merval ocurrió en enero de 1990, cuando el entonces  ministro de Economía, Antonio Erman González, lanzó el Plan Bonex.

La Bolsa porteña había cerrado el 28 de diciembre y reabrió el  8 de enero de 1990. Casi sin australes en la calle y con un dólar  “paralelo” en violenta baja desde 1.950 hasta 1.100 australes, las  acciones se desplomaron 53,09 por ciento.

El resultado de hoy deja al selecto grupo de las empresas  líderes con una caída del 41,13 por ciento en lo que va de  octubre. La diferencia se amplía al 56,27 si se comparan los  2.151,73 puntos que tenía el Merval a fines del año pasado.

Hoy las mayores bajas en el panel Merval se anotaron en las  acciones de las siguientes empresas: Telecom, 25,09; Socotherm,  24,07; Cresud, 20,00; Molinos Río, 17,57; Paty, 17,15; Transener,  14,91; Aluar, 13,87; Indupa, 13,40; y Tenaris que perdió 12,80 por ciento.

El día también resultó particularmente negativo para los  bonos, cuyos rendimientos pasaron a ser más altos de los que  ofrecían los días previos al default de 2001. El Bogar 2018 cayó  hoy 5,97 ciento abajo y el cupón PIB cedió 3,57.

El escenario internacional también se presentó negativo ante  las cada vez más firmes señales de una recesión extendida a las  principales potencias.

Para nublar el panorama, el Fondo Monetario Internacional dijo  que el crecimiento económico de América latina en el 2009 podría  reducirse más de lo previsto.

En Europa lo peor pasó por Madrid con un rojo del 8,18 por  ciento y el resto se repartió bajas de poco menos del 5,00 por  ciento. Más adelante, Wall Street quedó 4,77 por ciento abajo y en  Brasil los temores de que la crisis desemboque en una recesión  global desembocó en un derrumbe del 9,50.

Frente al complicado panorama financiero en todos los frentes,  el dólar estuvo más pedido y desde temprano las ventas del Banco  Central salieron a abastecer la demanda.

“El dólar continúa siendo el más seguro activo líquido que  cuentan los operadores, por lo que sigue demandado tanto en el  mercado local como en el de los países vecinos, que sufren  devaluaciones a diario debido a la salida de inversores”, resumió  Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios.

En casas de cambio la divisa estadounidense se mantuvo en 3,24  pesos el tipo vendedor con un máximo de 3,245 en algunas  entidades, mientras que entre bancos y empresas cerró a 3,225  pesos o un 0,38 por ciento más que ayer. El mercado cambiario  movilizó 744 millones de dólares, casi un 20 por ciento menos que  ayer. (Télam).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario