Economía

EEUU: súper ricos flojos de impuestos

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, no pagó impuestos sobre la renta en 2007 y 2011. Tampoco lo hizo durante tres años seguidos, George Soros

Domingo 13 de Junio de 2021

Es verdad que los súper ricos son distintos que el resto de la humanidad: son expertos en pagar menos impuestos.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, no pagó el impuesto sobre la renta en 2007 y 2011. El impuesto sobre la renta de Elon Musk, fundador de Tesla, fue cero en 2018. El financista George Soros tampoco pagó el impuesto federal sobre la renta durante tres años seguidos, de acuerdo con un informe de ProPublica _una organización no lucrativa de periodismo de investigación_ publicado el martes.

En total, los 25 estadounidenses más ricos pagan menos impuestos _en promedio el 15,8% del ingreso bruto ajustado_ que muchos trabajadores comunes, una vez que se incluyen los impuestos para el seguro social y el seguro médico Medicare, según ProPublica. Estas conclusiones podrían alentar el debate nacional en curso sobre la enorme y creciente desigualdad entre los estadounidenses más ricos y el resto de la población.

Elusión

Una fuente anónima hizo llegar a ProPublica toneladas de datos del Servicio de Rentas Internas sobre los más ricos del país, como Warren Buffett, Bill Gates, Rupert Murdoch y Mark Zuckerberg. ProPublica comparó esos datos con datos de otras fuentes. Informó que “en todos los casos que pudimos verificar _con declaraciones de impuestos de más de 50 personas_ los detalles proporcionados a ProPublica coincidieron con la información de otras fuentes’”.

Por medio de estrategias impositivas perfectamente legales, muchos súper ricos pueden reducir sus impuestos federales a nada o casi cero.

Un vocero de Soros, quien ha apoyado públicamente que se aumenten los impuestos a los ricos, dijo a ProPublica que el multimillonario perdió dinero en sus inversiones de 2016 a 2018 y que por eso no pagó los impuestos federales correspondientes a esos años. Musk reaccionó al pedido de declaraciones de ProPublica con un simple signo de interrogación “?” y no respondió a las preguntas subsiguientes.

Se supone que el pago federal de impuestos sea gradual, lo que significa que los ricos deben pagar una tasa cada vez mayor sobre sus ingresos a medida que aumentan. Y ProPublica concluyó que, de hecho, las personas que ganan entre 2 millones y 5 millones de dólares al año pagaron un promedio de 27,5% de impuestos, la mayor tasa de cualquier grupo de contribuyentes.

Pero por encima de los 5 millones de dólares en ingresos, las tasas cayeron: El 0,001% de los contribuyentes que se ubican en el tope _1.400 personas con ingresos reportados por encima de 69 millones de dólares_ pagaron 23%. Y los 25 más ricos pagaron un porcentaje aún menor.

Los ricos pueden reducir sus impuestos a través del uso de donaciones caritativas o evitando ingresos salariales (que están sujetos a una tasa de 37%) y beneficiándose en lugar de ello de ingresos por inversiones (usualmente gravados al 20%).

Los planes de Biden

El presidente Joe Biden, que busca fondos para financiar sus planes de gastos, ha propuesto elevar los impuestos a los ricos. Biden quiere elevar la tasa máxima a 39% para las personas que ganan 400.000 dólares al año o más en ingresos gravables, y que serían menos del 2% de los hogares estadounidenses. La máxima tasa actual es de 37%.

Biden propone aumentar a casi el doble la tasa fiscal que pagan los estadounidenses acaudalados sobre las ganancias derivadas de acciones y otras inversiones. Adicionalmente, propone que las ganancias de capital heredadas dejarán de estar exentas de impuestos.

El presidente, cuyos planes necesitan la aprobación del Congreso, elevaría además los impuestos a las corporaciones, lo que afectaría a los inversionistas ricos que poseen acciones corporativas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario