Economía

Economistas piden más esfuerzo para controlar la inflación

Si el incremento de precios no baja “en forma sustancial” a partir de junio próximo, el país “estaría en problemas”, advirtió ayer la Fundación Mediterránea.

Sábado 30 de Abril de 2016

Si el incremento de precios no baja “en forma sustancial” a partir de junio próximo, el país “estaría en problemas”, advirtió ayer la Fundación Mediterránea. A través de un informe, la entidad sostuvo que “los datos de inflación de marzo no fueron buenos, ya que la medición núcleo arrojó una variación de 3,5% mensual y, en la encuesta de la Ciudad de Buenos Aires, 33 de 55 rubros relevados arrojaron variaciones mensuales superiores al 2,2%”.

   “Al parecer, los guarismos de abril son prometedores en la parte que no corresponde a tarifas de servicios públicos, pero cabe preguntarse cuántos meses de buenos datos de inflación se necesitan para comenzar a bajar las tasas: ¿dos, tres o más?”, resaltó el documento de la fundación que consideró, además, que “al ratificar en la última licitación de Lebacs la tasa de interés de 38% anual para los plazos más cortos, el Banco Central desoyó los cantos de sirena que intentaban seducirlo para que comiencen a bajar tasas en función de reactivar la economía”.

   “Como Ulises en la Odisea, la autoridad monetaria decidió atarse al mástil de una política más estricta, reconociendo que la travesía es larga”, ejemplificó el organismo y añadió: “La pregunta es si, con esto, el Banco Central está condenando a la economía a una profunda recesión”. Según el informe, el 38 % de tasa anual de las Lebacs “no es tan elevado si se lo mide contra el nivel de inflación actual, y lo que vale es la tasa real de interés”.

   Para la Fundación Mediterránea, el crédito al sector privado “está virtualmente estancado (en términos nominales) desde fin de año”. Esto, advirtió, “no es precisamente expansivo, pero tampoco existe una fuga de capitales que lleve a predecir una contracción crediticia severa para lo que resta de 2016”.

   Respecto del nivel de actividad, la entidad evaluó que se observa “la continuidad del estancamiento de los últimos trimestres de 2015, agravado en sectores como electrodomésticos, construcción y aquellos más dependientes de Brasil”. Con relación a la industria, señaló: “Es posible que el Central presuma que una política monetario-cambiaria algo más amigable sería apenas una aspirina”.

   En el caso de la construcción, “la tasa influye sobre el sector privado, pero en la obra pública lo que prima es la salud financiera del Estado. Fue la crisis fiscal la que hizo caer en picada los indicadores del sector desde mediados de 2015 y esto puede ser revertido por la normalización financiera del sector público tras la salida del default”, de acuerdo con el informe.

   Por último, el trabajo detalló que las importaciones de bienes intermedios, un “buen indicador de nivel de actividad, subieron un 3% interanual en marzo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario