Economía

Dólar, tasa de interés y riesgo país: un año a las corridas

Tras un primer round de calma cambiaria, tras el cambio en el BCRA, reaparecen las tensiones. Un verano en alerta.

Domingo 16 de Diciembre de 2018

La pax cambiaria que acompañó en un principio a la nueva conducción del Banco Central entusiasmó al gobierno con una expectativa de estabilidad financiera que de paso a una reactivación económica en el segundo trimestre de 2019. Esta esperanza debe enfrentar algunos desafíos serios, como la tensión que se volvió a instalar en el mercado durante diciembre, el aumento del riesgo país y los temores sobre un nuevo episodio de corrida contra el peso.

Un informe del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), dependiente de la Fundación Mediterránea, advirtió que "luego de un octubre calmo, en noviembre el tipo de cambio volvió a mostrar turbulencias".

Es que el mercado, dijo, "mostró sensibilidad al recorte marcado entre el diferencial de rendimiento expresado entre las inversiones en pesos y en moneda extranjera".

El delicado balanceo entre tasa y dólar no sólo es un juego de a dos. "En el corto plazo, la evolución del precio de la divisa estará condicionado no sólo por la política monetaria del BCRA sino por lo que suceda con las expectativas de devaluación, las primas de riesgo y las tasas de Estados Unidos", explicó.

Para la consultora Economía & Regiones, el actual plan económico y el programa monetario "no tienen por ahora credibilidad". De otro modo, razonan sus economistas, "el dólar debería haber caído rápidamente hacia el piso de la banda originalmente anunciado, es decir $ 34, y debería haberlo hecho con una tasa más reducida".

El Banco Central eliminó en diciembre el piso del 60 por ciento para la tasa de interés de referencia, la de Leliq, que se autoimpuso el 30 de agosto, cuando el dólar saltó $ 8 en un día, a $ 40. E&R destacó que el rendimiento rector de la autoridad monetaria se ubica en el mismo nivel de fin de agosto. "Es decir que, en términos de dólar nominal y tasa de referencia, la macroeconomía se encuentra actualmente en el mismo lugar que hace cien días", señaló.

"Que la combinación actual de tasa (59,1 por ciento) y dólar ($ 38,6) sea similar a la combinación de dólar ($ 40) y tasa (60 por ciento) de fines de octubre, también muestra que no se ganó mucha credibilidad en los últimos meses", subrayó.

De hecho, el riesgo país se duplicó y se ubicó por encima de los 720 puntos. El desarme de cartera de bonos argentinos es constante.

"La performance de los bonos también pone en evidencia que el programa del FMI subsidia la percepción de riesgo argentino, reduciéndolo artificialmente, el Bonar 19 y el Bonar 20 rinden mucho menos que el Bonar 24, poniendo sobre el tapete que lo poco que se le cree a Argentina está atado a que estén detrás los dólares del Fondo", describió.

Precisamente, la trayectoria de los dólares que tomaron prestados en los dos acuerdos con el organismo internacional dibujan una montaña rusa que se despeña abruptamente. El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) enfatizó que "tiene implícito un default de la deuda en 2022, si no hay una previa reestructuración".

Con la aceleración de desembolsos pactada en el acuerdo de octubre, se aceleran también los vencimientos. Según el Ceso, en el último trimestre de 2017 están ingresando u$s 12.672 millones, de los que restan esperar u$s 7.260 millones en diciembre. Para el período enero-octubre de 2019, de cobertura electoral, se prevé que ingresen u$s 20.592 millones, el 41 por ciento del total de recursos acordados. El restante 9 por ciento entrará entre octubre del año próximo y 2020.

A partir de 2021 el saldo comenzará a ser deficitario y el Estado argentino debe comenzar a pagar el grueso de las amortizaciones, sin que ingrese ningún tramo del préstamo. Entre 2018 y 2020 se devuelven u$s 168 millones, u$s 1.348 millones y u$s 1.827 millones. En 2021 salta a u$s 5.620 millones. En 2022 los pagos totalizan u$s 21.183 millones y en 2023 otros u$s 22.294 millones.

De acuerdo al Ceso, esta herencia abre dos escenarios posibles en el futuro: la refinanciación de los vencimientos o la postergación de los pagos y renegociación de todo el acuerdo con el Fondo.

Un poco más acá en el tiempo, el centro de estudios duda de que los desembolsos del organismo internacional neutralicen el déficit de dólares que tiene la economía argentina. Tras poner énfasis en la incertidumbre que acompaña tradicionalmente los años electorales, estimó que en el primer trimestre de 2019 se necesitarían u$s 3 mil millones para cubrir ese bache en un escenario de corrida cambiaria, y de u$s 30.970 millones para todo el año. También evaluó la necesidad de dólares un escenario de "corrida cambiaria". Serían u$s 6.750 millones en el primer trimestre y u$s 45.970 millones para todo el año.

"Tales escenarios son propios de una crisis estructural insuperable a través de ajustes fiscales o devaluaciones contractivas, las necesidades de dólares financieros parecen no tener una solución de mercado", advirtió.

Para la consultora E&R, si la credibilidad no mejora, "sería muy poco probable que el dólar se mantenga estable más allá del primer trimestre de 2019".

De acuerdo a su análisis, sin intervención del BCRA, el dólar "no irá subiendo de a poco si no que pegará saltos".

Esta inestabilidad tendría su impacto en la economía real. El Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) ya mostró seis caídas interanuales consecutivas y, de acuerdo a los economistas de la consultora, "faltan más meses de enfriamiento".

El primer trimestre de 2019 seguirá por el mismo camino. "Lo que puede esperarse es que la economía deje de crecer en el segundo trimestre de 2019", dijo.

Pero advirtió que "si en la segunda mitad del verano tuviera lugar un nuevo round cambiario, el nivel de actividad podría seguir cayendo aun más entrado 2019".

En este escenario, el nivel de actividad podría tener números peores que el escenario base planteado por E&R, de una caída de 1,5 por ciento para 2019.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});