Economía

Dirigente ruralista es "muy optimista" de hallar una salida con el gobierno

El vicepresidente de  Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, aseguró hoy sentirse  “muy optimista” de llegar finalmente a un acuerdo con el Gobierno,  pero aseguró que “no se puede seguir así”, en alusión a la actual  política agropecuaria.

Jueves 03 de Abril de 2008

Buenos Aires-  El vicepresidente de  Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, aseguró hoy sentirse  “muy optimista” de llegar finalmente a un acuerdo con el Gobierno,  pero aseguró que “no se puede seguir así”, en alusión a la actual  política agropecuaria.

Asimismo, reconoció que el conflicto “no es un problema  exclusivamente económico”, y exhortó a los legisladores y gobernadores  provinciales a definirse “de qué lado están”.

“La predisposición del jefe de Gabinete (Alberto Fernández) de  tomar de nuevo la bandera (del diálogo) es un buen mensaje”,  sostuvo Roulet a radio América, al tiempo que añadió que  “indiscutiblemente con el ministro de Economía (Martín Lousteau) y el  secretario de Agricultura (Javier de Urquiza) se puede llegar a lograr  cosas”.

De todos modos, subrayó que “el productor no quiere este  sistema de distribución”, y precisó que “de los 1.300 millones de pesos  que se repartieron el año pasado, 89 por ciento fue a 110  personas”.

En consecuencia, indicó que “dentro de la discusión está cómo  se distribuye la plata” de las compensaciones y los reintegros a  la producción.

“Soy muy optimista”, aseguró el vice de CRA, quien señaló que  las entidades van a “monitorear dentro de 30 días” la marcha de la  negociación.

En ese sentido, afirmó que “si hay avances, la entidad será  coherente con su mensaje”, pero consultado sobre si no prospera al  diálogo, volverían a las rutas, contestó que “no haría ninguna  hipótesis”.

Sin embargo, puso de relieve que “no se puede seguir así”, y  sostuvo que “los legisladores y los gobernadores deben definir de  qué lado están: si quiere un país federal o uno unitario”.

Asimismo, admitió que el conflicto con el Gobierno “no es un  problema exclusivamente económico”, sino que afirmó que “va mucho  más allá”, y destacó que las entidades quieren discutir “un sistema  de desarrollo social, cultural y demográfico”.

A su criterio, “en la medida en que se vea al campo como un  negocio, ahí está el grave problema”. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario