Economía

Deuda: los bonistas duros rechazaron la oferta argentina

Los acreedores liderados por BlackRock dijeron que "va en la buena dirección", pero no alcanza. El G20 y el FMI respaldaron a Guzmán.

Jueves 09 de Julio de 2020

El comité de acreedores Ad Hoc y el grupo Exchange rechazaron la nueva oferta de reestructuración de deuda externa que realizó el gobierno argentino. El ministro de Economía, Martín Guzmán, dio por cerrada la propuesta y advirtió: “Hicimos nuestro máximo esfuerzo”. La postura argentina volvió a recibir un enfático respaldo de la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A dos días de conocerse la última oferta argentina para reestructurar la deuda, que mejora sustancialmente los porcentajes de recupero de los acreedores, los miembros del grupo Exchange y del comité Ad Hoc, considerados como los más duros en la negociación, la rechazaron. Dijeron que “la oferta revisada de reestructuración de deuda de Argentina es un paso en la dirección correcta” pero “no alcanza”.

Los administradores de bonos de deuda más duros, entre los que se encuentra BlackRock, se quejaron de que no fueron consultados sobre los términos de la propuesta. Y aseguraron que “no refleja el aporte necesario de los grupos de acreedores más grandes de Argentina para entregar una reestructuración de la deuda totalmente exitosa”.

A pesar del rechazo inicial, estos dos grupos dejaron nuevamente abierta la puerta de las negociaciones al señalar que “es alentador proporcionar una base para un compromiso constructivo”.

“Estamos preparados para entablar un diálogo sobre modificaciones a la propuesta que permitan lograr una reestructuración consensuada, y creemos que todavía es posible un camino hacia la resolución completa” de esas diferencias, expresaron en otro párrafo de la comunicación.

En las últimas jornadas ,el ministro de Economía, Martín Guzmán, había anticipado la posibilidad de rechazo de estos dos grupos a la última oferta del país al decir que “en un momento dejaron de negociar, se plantaron en una posición que Argentina no puede sostener, demandas a las que Argentina no puede acceder”.

“Esperamos que inmediatamente haya algún comunicado en contra y que después se tomen su tiempo para evaluar y decidir”, afirmó Guzmán, al asegurar que la intención del gobierno “es tener un acuerdo con ellos”.

Respaldo de los organismos

Los países miembros del G20 y el Club de París expresaron un fuerte respaldo a la oferta e instaron a los acreedores a considerar de “manera positiva” la propuesta para llegar a un pronto acuerdo, informó esta tarde el Ministerio de Economía.

El pronunciamiento se produjo en el marco de reunión ministerial de alto nivel del G20 y del foro de países acreedores. En esa instancia participó Guzmán, quien enfatizó que Argentina hace sus “máximos esfuerzos para reestructurar la deuda en moneda extranjera luego de un sendero de endeudamiento a partir de 2016 que terminó mal”.

Del encuentro también tomó parte la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, quien alentó a los acreedores a aceptar la propuesta de reestructuración de deuda formulada por el gobierno argentino. “Los acreedores privados tienen que ver este como un momento de acción”, opinó, al tiempo que llamó a buscar la “colaboración entre acreedores y deudores de una manera racional y mutuamente respetuosa”.

El directivo del Barclays Investment Bank, Sebastián Vargas, afirmó ayer que “a los bonistas no les conviene esperar a que las cosas se deterioren más para negociar la reestructuración de deuda argentina, ni tampoco les sirve tener bonos en default en sus carteras, si las cosas repentinamente se recuperan”.

En diálogo con la publicación especializada en inversiones Funds Society, Vargas consideró que “la performance económica de la Argentina puede superar la asumida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno en sus estimaciones”.

“En la medida que se reordene la economía, la recuperación pos Covid-19 puede ser muy fuerte y se podría experimentar un periodo de crecimiento prolongado”, proyectó el operador de Barclays.

La propuesta del gobierno reconoce u$s 53,3 por cada título de valor nominal de u$s 100, y el pago de intereses desde 2021.

Queja de los hipotecados UVA

El Colectivo Hipotecados Autoconvocados UVA denunció que los bancos intiman a pagar las cuotas de los préstamos y advierten sobre el cobro de intereses punitorios, a pesar de que el gobierno o nacional dispuso, en el marco de la pandemia de coronavirus, diferir los vencimientos de abril a septiembre. Los autoconvocados advirtieron que “entre las irregularidades cometidas se cuentan muchas cartas documentos a través de las cuales los bancos los intiman al pago de las cuotas bajo pena de iniciar en un futuro acciones judiciales”. También informaron que otros tomadores de hipotecas “sufren la suspensión de su tarjeta de crédito”.

Acciones y bonos, de fiesta en la semana corta

El índice S&P Merval subió ayer 0,59% y a lo largo de la semana corta acumuló una mejora de 7,51%. Por su parte, el riesgo país cayó 0,9% hasta los 2.311 puntos básicos y en el balance semanal retrocedió 9,15%. Se ubicó en el nivel más bajo de los últimos cuatro meses gracias al buen rendimiento tuvieron los bonos soberanos, tras la presentación de la nueva oferta de deuda presentada por el país.

En el segmento de renta fija, los títulos soberanos en dólares se mantuvieron firmes, con un avance de entre 1% y 1,5% y una mejora de entre 6% y 7% en promedio para la semana, según precisaron desde Portfolio Personal Inversiones. La deuda en moneda local también finalizó con tendencia positiva y marcó subas de hasta 2%.

En los mercados internacionales, Wall Street cerró en verde, pese a la preocupación por el alto número de casos diarios de coronavirus en Estados Unidos, que ya alcanzó los 3 millones de casos y un total de 131.000 fallecidos, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins. El Dow Jones ascendió 0,68 %; el S&P 500 progresó un 0,78 %; y el Nasdaq subió 1,44 %.

Pese al avance del coronavirus en EEUU, los inversores valoraron una serie de datos económicos optimistas que incluyen récord de empleos y un repunte en el sector de servicios en junio.

En cambio, las acciones europeas abrieron a la baja por que las crecientes infecciones por coronavirus atenuaron la posibilidad de una recuperación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario