Economía

Deuda: la ONU aprobó un proyecto para regular las reestructuraciones

Frente externo. Con el apoyo de 124 países, la Asamblea General votó a favor de que se elabore una convención internacional de quiebras.

Miércoles 10 de Septiembre de 2014

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó ayer una resolución que demanda la creación de un marco legal internacional para regular la reestructuración de las deudas soberanas. La iniciativa, impulsada por Argentina y respaldada por el Grupo de los 77 + China, busca proteger a las naciones que renegocian sus pasivos del accionar de los fondos buitre.

   La presidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró la votación y aseguró que el aval del órgano máximo de las Naciones Unidas significa que la Argentina “ha sentado doctrina” respecto de una futura ley internacional de quiebras y reestructuración de deuda de países soberanos. Este marco normativo busca que “nunca más los buitres ataquen a cualquier país”.
  “Es un día muy especial donde los argentinos nos debemos sentir muy orgullosos porque en las Naciones Unidas se aprobó la resolución 68/304, que prevé la elaboración de una convención internacional de quiebras que se debatirá en la asamblea del próximo año”, dijo la mandataria en un acto en la Casa de Gobierno de Buenos Aires que fue transmitido en cadena nacional.
  Además, la presidenta pidió un “replanteo” a “todos los sectores de la oposición” que no respaldan el proyecto oficialista de ley de pago soberano de la deuda. “Ser opositor también es una responsabilidad, no sólo ser gobierno”, aseguró y enfatizó que hubo “extranjeros, países, que apoyan a la Argentina en esta lucha”.

Resolución. La resolución fue aprobada con 124 votos a favor y 11 en contra, mientras que 41 países se abstuvieron. Estados Unidos, que votó en contra, dijo que la regulación podría conducir a la incertidumbre en los mercados financieros internacionales.
  Según la resolución, la asamblea creará y adoptará “un marco legal multilateral para procesos de reestructuración de deudas soberanas con la idea de incrementar la eficiencia, estabilidad y predictibilidad del sistema financiero internacional”.
  Argentina presentaría su propuesta concreta antes de fin de año y el proyecto plantearía que si un país al reestructurar su deuda cuenta con la aceptación del 66% de los tenedores de bonos, el resto de los acreedores debe aceptar las condiciones como ocurre en el ámbito comercial.
  El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, dijo tras la votación que la actual inexistencia de un marco legal internacional para la reestructuración de las deudas deja a los países sin protección frente al “uso y abuso de los especuladores”.
  “Miles de millones de dólares van a los bolsillos de los dueños de los fondos buitre gracias a este vacío legal”, indicó el canciller Timerman.

Votos. Votaron  a favor del proyecto Brasil, China, Rusia y otros 121 países mientras que lo hicieron en contra Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Alemania, Israel, Australia, República Checa y Finlandia. Se abstuvieron México (único país latinoamericano), Francia, España, Italia y Grecia, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario