Economía

Deuda: el FMI ve una "oportunidad" en la negociación con los acreedores

La jefa del organismo abogó por un acuerdo que devuelva el pasivo a un nivel sostenible y rompa con la historia de los default en Argentina.

Martes 16 de Junio de 2020

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, afirmó que "hay una oportunidad" detrás de las negociaciones con los acreedores para que Argentina "rompa con este ciclo" de caída de su economía, y consideró que para eso, el país debe "devolver la deuda a un nivel sostenible".

"Argentina es una historia compleja, un país que pasó por ciclos de boom y caída durante décadas, que suspendió pagos ocho veces y ahora se encuentra en el noveno impago técnico, que esperemos que no se convierta en real", dijo Georgieva en una entrevista publicada ayer por el diario español El País.

La ejecutiva admitió que Argentina "tuvo relaciones turbulentas con el FMI durante un tiempo", pero aseguró que "si desde el gobierno vienen al Fondo a pedir un programa de ayuda, trabajaremos duro en apoyar las políticas que rompan ese ciclo de boom y caída".

Argentina mantiene una deuda de u$s 44.000 millones con el FMI, tomada a tontas y a locas durante el gobierno de Mauricio Macri para pagar la deuda que había tomado con los acreedores privados y que no podía afrontar. La actual administración ya anticipó que buscará negociar el plazo de pago de ese empréstito luego de reestructurar u$s 66.300 millones de títulos emitidos bajo legislación extranjera.

Fuentes del Palacio de Hacienda reseñaron que hasta el día de hoy rige el acuerdo de confidencialidad alcanzado entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y un grupo de tenedores de bonos, para alcanzar un acuerdo antes del viernes, plazo que fijó el gobierno para que los acreedores acepten la propuesta.

El gobierno decidió mejorar la oferta de renegociación de la deuda sobre la base de las últimas recomendaciones del FMI y por ello retomó una ronda de intercambios con los acreedores para contribuir a "una reestructuración de deuda exitosa".

Aunque no hubo mayores especificaciones, las mejoras de oferta incluyen dos años de gracia, una rebaja de intereses total de un poco menos de 62 por ciento y una quita de capital promedio de 5 por ciento.

Tras la prórroga anunciada el viernes por otros siete días hasta el 19 de junio para la aceptación de la propuesta argentina, se explicó que salvo una nueva modificación, el anuncio de resultados será el lunes 22 de junio y la fecha de ejecución, la entrada en vigencia y fecha de liquidación el 25 de junio.

"Yo quiero ser optimista, todos queremos evitar el default, la Argentina está haciendo un esfuerzo enorme tratando de hacer una oferta que también atienda el reclamo de los acreedores, la reestructuración de esta deuda es complejísima", resaltó el domingo el presidente Alberto Fernández.

La oferta inicial, difundida a mediados de abril, contemplaba el no pago de vencimientos de capital e intereses hasta noviembre de 2023, y a partir de ese año abonar una tasa del 0,5 por ciento, que iría creciendo de manera gradual hasta niveles sostenibles. Además, esa propuesta conllevaba una reducción de capital de u$s 3.600 millones, es decir, una quita del 5,4 por ciento sobre el stock de deuda y una reducción del pago de intereses de u$s $ 37.900 millones, que equivale a una quita del 62 por ciento.

En el marco de la negociación con los grupos de acreedores, que a su vez bajaron gradualmente sus pretensiones, Economía presentó mejoras en la oferta, con una reducción del período de gracia desde los 3 años ofrecidos inicialmente a 2 años y con una mejora en el pago de intereses. Además, propuso un menú con seis bonos, la quita de capital se redujo al 1 por ciento e incorporó un bono para los intereses no pagados. Incluso, el gobierno estaría dispuesto hasta hablar de un cupón PBI.

Según un cálculo de la consultora Eco Go, con esta oferta mejorada de Martín Guzmán, cada bono valdría cerca de u$s 47 dólares por bono contra los u$s 40 de la iniciativa original. Ahora, se especula con que el gobierno estaría dispuesto a entregar un cupón atado a la evolución del PBI más otro vinculado al aumento de las exportaciones.

Provincias reestructuran

Cinco provincias iniciaron procesos de reestructuración de deuda, por un monto cercano a los u$s 11.000 millones. Otras dos (Salta y La Rioja), anunciaron que iniciarán procesos similares. Por ahora, negocian Buenos Aires (u$s 7.148 millones), Córdoba (u$s 1.930 millones), Chubut (u$s 700 millones), Mendoza (u$s 590 millones) y Río Negro (u$s 300 millones). Según Elypsis, las provincias debían u$s 28.098 millones a fin de 2019, un 8% de la deuda nacional. Escaló del 31% al 52% de los ingresos provinciales entre 2015 y 2019.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario