Economía

Deuda con el FMI: impulsan querella criminal contra ex funcionarios del macrismo

El presidente Alberto Fernández acusó de "administración fraudulenta" la política de endeudamiento de Macri. Dijo que no quiere apresurarse en cerrar un acuerdo de renegociación con el organismo multinacional

Martes 02 de Marzo de 2021

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que impulsará una “querella criminal” para “determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra memoria registra”, en alusión al alto nivel de endeudamiento que contrajo la administración de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mandatario abrió ayer el 139º período de sesiones ordinarias del Congreso y puso especial énfasis en el proceso de endeudamiento del gobierno anterior con el organismo que lo obligó a arrancar su gestión con la pesada herencia de una deuda de u$s 44 mil millones y compromisos de pago de cortísimo plazo hasta 2024, cuya renegociación hoy lleva adelante el ministro de Economía Martín Guzmán. “Seguiremos nuestras negociaciones con total conciencia y con la firmeza que siempre hemos demostrado. No queremos apresurarnos”, dijo.

En su discurso, Fernández dijo que “endeudar al país de ese modo, permitir que los recursos que ingresaron solo hayan posibilitado la más asombrosa fuga de divisas que nuestra historia registra y que la toma de semejante crédito haya sido resuelta entre gallos y medianoche, con total irresponsabilidad y a espaldas de este Congreso, no puede ser visto de otro modo que no sea una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos”.

Minutos después de que finalizará el acto en el Congreso, el Banco Central informó que elevó a la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y a la Oficina Anticorrupción (OA) toda la documentación vinculada al último acuerdo firmado por la Argentina con el FMI para determinar si generaron perjuicios al Estado. De hecho, el BCRA pidió “la realización de una auditoría específica” de la documentación para evaluar las “responsabilidades en los funcionarios que actuaron en la efectivización del acuerdo suscripto por la República Argentina con el FMI” en 2018 y “determinar la existencia de perjuicio para el patrimonio público”.

También el mandatario planteó que el endeudamiento posibilitó “la más asombrosa fuga de divisas” y con la intención de que “el presidente Macri obtuviera su reelección”.

Recordó que la renegociación de la deuda externa privada que logró su gobierno permitió a la Argentina “un ahorro de u$s 34.800 millones entre 2020-2030” y de u$s 12.500 millones este año.

Amortiguar la pandemia

Luego de un año en el que la pandemia desarticuló los planes iniciales y la economía entró en una profunda crisis, el presidente arrancó el discurso destacando el conjunto de medidas que actuaron como dique de contención. Así, señaló que la pobreza “es una situación grave” que se va “a revertir”, pero afirmó que las medidas adoptadas permitieron que 2,7 millones de personas “no cayeran en la pobreza”.

También dijo que nunca se había lanzado una política de alcance “sanitario, social y económico” como la diseñada. Mencionó así la Tarjeta Alimentar que benefició a más de 1,5 millón de familias; el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que “alcanzó a más de 9 millones de personas”; y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). “El 70% de quienes son empleadores en Argentina recibieron asistencia del Estado a través del pago del salario complementario a sus trabajadores, préstamos subsidiados, reducción o postergación de las cargas patronales y el 99,5% de las empresas asistidas fueron pymes”, recordó.

"El 70% de los empleadores de la Argentina recibieron asistencia del Estado a través del pago del salario complementario a sus trabajadores" "El 70% de los empleadores de la Argentina recibieron asistencia del Estado a través del pago del salario complementario a sus trabajadores"

Además hizo referencia a la creación de líneas de crédito a tasa cero para monotributistas y autónomos, así como los decretos para evitar despidos o la ley de los 1.000 días para el embarazo.

Por otra parte, destacó la reactivación de la obra pública. “Al inicio de nuestra gestión encontramos el 70% paralizadas”, dijo. “La inversión pública se redujo desde el 2,7% del PIB en el año 2015 al 1,1 % en el año 2019. En 2020 comenzó una recuperación que en 2021 alcanzará el 2,2 % del PIB”, agregó.

También dedicó un capítulo especial a la inflación a la que consideró “la principal evidencia de nuestras deficiencias”. Pero destacó que en 2020 se logró reducirla en 18 puntos respecto de la heredada del gobierno anterior.

“La inflación requiere un abordaje integral” y una coordinación para que “los salarios crezcan y los precios se estabilicen”, planteó para celebrar la convocatoria al Consejo Económico y Social.

“La recuperación de los ingresos reales es fundamental para el crecimiento y es el objetivo prioritario para 2021”, concluyó el presidente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario