Economía

Deuda: Argentina y el juez Griesa meten presión sobre los agentes de pago

El gobierno los intimó a transferir los fondos a bonistas reestructurados. El magistrado ordenó a la Banco de Nueva York que los retenga y Se intensifica la batalla judicial en el conflicto por los fondos buitre.

Jueves 07 de Agosto de 2014

El gobierno argentino, los bancos pagadores de los bonos reestructurados y el juez de Nueva York Thomas Griesa se sacaron chispas ayer en un nuevo capítulo de la batalla contra los fondos buitres. El Ministerio de Economía intimó al Citibank y al Banco de Nueva York (Bony) a transferir los fondos depositados en sus cuentas para pagarles a los acreedores que aceptaron los canjes de deuda, a pesar de que poco antes el magistrado estadounidense les ordenó a los mismo agentes mantener "retenidos" dichos recursos.

La pulseada legal y política se aceleró cuando el Palacio de Hacienda, tal como lo había anunciado, instó a los bonistas que aceptaron la reestructuración a reclamar a los bancos pagadores que les transfieran las cuentas, congeladas desde hace un mes por Griesa como garantía de que se cumpla su fallo a favor de que Argentina les pague unos 1.500 millones de dólares a los fondos buitres. Estos son fondos que compraron títulos de la deuda defaulteada para litigar y obtener una ganancia superior al 1.000 por ciento.

El gobierno argumenta que no puede pagar a estos fondos antes de fin de año, cuando vence una cláusula que lo obliga a extender cualquier nueva oferta de pago a los acreedores al 92 por ciento de bonistas que ya canjearon sus títulos. En esa discusión, operó un vencimiento de 539 millones de dólares que Argentina depositó pero que los bancos pagadores no pueden transferir por orden de Griesa.

En una misiva enviada el lunes pasado al magistrado, los llamados eurobondholders, acreedores reestructurados europeos, le advirtieron que debe ordenar al Bony la transferencia de sus fondos.

Durante la jornada de ayer también se conoció una nota enviada por el gobierno argentino a los tenedores reestructurados, recordando que "en el caso de que el agente fiduciario incumpla con sus obligaciones", podrán removerlo "en cualquier momento y designar a un sucesor".

En respuesta a la consulta del banco, el juez neoyorquino ratificó que los fondos deben seguir "retenidos" a la espera de una nueva orden a dictar por parte del tribunal distrital. La orden del juez sostiene, que el Bony "no incurrirá en responsabilidad" por el contrato que rige a los bonos.

Poco después, e Economía intimó al Citibank para que en el plazo de 48 horas informe si le abonará el dinero que le corresponde a los bonistas que entraron al canje. Le advirtió al Citibank de Argentina que "en caso contrario, esa entidad estaría ejecutando una sentencia de tribunales extranjeros en la República Argentina, sin que la misma cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 517 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación; afectando, en consecuencia, el orden público argentino".

El Palacio de Hacienda también envió un extenso pedido de aclaración al Bank of New York Mellon, en el que solicita que informe cuál será su proceder ante los 539 millones de dólares que mantiene en su cuenta. Le advirtió que los tenedores pueden cambiar de agente de pago si no cumple con su trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS