Economía

Denuncian remarcación de hasta 176 por ciento en precios de medicamentos

Puja distributiva. El gremio relevó los valores que se pagaban por los productos más vendidos en noviembre de 2015 y los comparó con enero de este año.

Lunes 22 de Febrero de 2016

Los medicamentos no pueden escaparle a la inflación. Los precios de los productos de mayor consumo en la población argentina aumentaron entre 10 y 176 por ciento en forma acumulada desde noviembre de 2015 a enero de este año, muy por encima de cualquier indicador y pese a que hace apenas dos meses el gobierno nacional firmó un acuerdo con los laboratorios para rebajar los precios un 7 por ciento.

Así lo consigna un informe elaborado por la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) de Rosario, el cual da cuenta de la remarcación que se produjo en los últimos dos meses, tomando como referencia los valores que se pagaban en noviembre del año pasado y los dos aumentos que se produjeron en diciembre y en enero.

"A esta inflación no hay remedio que la cure", señala a modo de consigna el relevamiento del gremio de los mercantiles el cual detalla la evolución de los precios de medicamentos de distintos laboratorios, en general productos de alta rotación, algunos de venta libre y otros recetados para distintas afecciones.

Según el relevamiento de AEC, un medicamento de venta libre muy utilizado como la Aspirineta del laboratorio Bayer por 14 comprimidos, llegó al extremo de acumular una suba de 176 por ciento en diciembre y enero. En noviembre del año pasado, ese producto se comercializaba a 5,99 pesos, en diciembre subió a 6,74 pesos y en enero a 16,50 pesos. Algo similar, pero con un incremento inferior ocurrió con la Bayaspirina por 10 comprimidos del mismo laboratorio que pasó de 4,16 pesos a 7,90 pesos, es decir que acumuló una suba del 90 por ciento en ese mismo lapso.

También algunos medicamentos para tratamientos específicos como la hipertensión registraron subas que van del 18 al 50 por ciento según el laboratorio. El Lotrial 10 por 30 unidades, de Roemmers, pasó de costar 74,27 pesos en noviembre a 87,14 pesos en enero, lo que representó un incremento del 18 por ciento, mientras que el Atenolol 50 por 28 unidades del laboratorio Gador, pasó de 35,95 pesos a 53,55 pesos en el mismo lapso, con una suba del 50 por ciento.

En la grilla de los remedios más vendidos con altos aumentos figuran también algunos del laboratorio Boehringer como la Buscapina en ampollas por tres comprimidos, que subió 74 por ciento en diciembre y enero y pasó de 29,57 a 51,35 pesos.

Además, también subieron algunos para tratamientos específicos como la levotirxina de Glaxo, que aumentó 32 por ciento o la T4 de Montpellier que hizo lo propio un 28 por ciento.

"¿De qué oferta y demanda nos hablan?", se pregunta el comunicado que emitió AEC no sólo en Rosario sino en todo el país, con amplia difusión en Capital Federal y también a través de las redes sociales. Los mercantiles califican de "inmoral" a la remarcación de precios sobre algunos medicamentos y agregan que "esto no ocurre en ningún país del mundo".

 

Acuerdo trunco. Estas subas se produjeron en paralelo al acuerdo que el lunes 21 de diciembre de 2015 firmó el gobierno nacional con los laboratorios de capitales nacionales nucleados en en Cilfa, para bajar un 7 por ciento promedio los precios. En ese momento, el presidente de Cilfa, Isaías Drajer, había señalado que la rebaja "es una señal de confianza en el destino del país", a pocos días de que Macri asumiera como presidente.

En este mercado, los formadores de precios son las compañías de laboratorios que están nucleados en tres cámaras, Cilfa, Caeme y Cooperala, pero en la última década los valores debían ser acordados y autorizados por la Secretaría de Comercio de la Nación. El último incremento convenido antes de la llegada del macrismo fue del 3 por ciento a mediados de noviembre.

Peña: "Buscamos frenar inflación y monopolios"

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró ayer que el gobierno intenta "eliminar a la inflación" de la economía argentina, mientras sostuvo que busca evitar la formación de monopolios. "Estamos trazando un camino que nos lleve a eliminar a la inflación de nuestra economía", aseguró el funcionario, mediante su cuenta de Twitter.

Indicó, así: "Queremos evitar la formación de monopolios fomentando la competencia, para defender al consumidor y que no haya abusos y especulaciones". En ese sentido, destacó: "Trabajamos para ir destrabando la situación que nos han dejado. Queremos terminar de normalizar la relación de la Argentina con el mundo".

Por otra parte, dijo que "lo principal para alcanzar las metas económicas que nos propusimos es tener una buena política, con medidas a favor del ingreso de la gente".

Enfatizó que "las mejoras en las asignaciones, la suba del piso de Ganancias, son medidas que tomamos para cuidar el poder adquisitivo de las personas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario