Economía

Cuarto intermedio en General Motors: mañana siguen las reuniones por los despidos

La totalidad de los trabajadores de la planta automotriz General Motors en Alvear ingresaron a trabajar esta mañana a las 6. El conflicto por los casi 500 despidos aún no se resolvió y las conversaciones continuarán mañana. Se suma un nuevo factor de incertidumbre, ya que la conciliación obligatoria podría terminar mañana y no el sábado.

Lunes 10 de Noviembre de 2008

La totalidad de los trabajadores de la planta automotriz General Motors en Alvear ingresaron esta mañana a las 6 aunque el conflicto por los casi 500 despidos aún no se resolvió. La empresa y dirigentes de Smata se reunieron esta tarde, pero no arribaron a un acuerdo y pasaron a cuarto intermedio hasta mañana.

Sin embargo, se sumó un nuevo factor de incertidumbre: aún no está claro cuando finaliza la conciliación obligatoria. La fecha que se manejaba era el próximo sábado 15, pero ahora se escucharon algunas voces señalando que el día clave sería mañana, teniendo en cuenta el primer llamado a conciliación obligatoria, aunque el Ministerio de Trabajo podría extender los plazos. Desde Smata ya habían resaltado que "la empresa no puede prescindir de ningún trabajador y tampoco le puede impedir el ingreso a su lugar de trabajo" mientras dure la conciliación.

La planta de GM de Alvear se reactivó hoy por la mañana y la vigilia por saber si los 436 empleados que recibieron telegramas de despido iban a poder entrar terminó de la mejor manera.

El secretario gremial de la delegación Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Gabriel Bienucci, confirmó en la puerta de la planta que toda la "gente ingresó con normalidad". También explicó que quienes recibieron el telegrama entraron a la planta por tareas de capacitación y los contratados también hicieron su ingreso de manera normal.

Respecto de los trabajadores cesanteados, desde Smata recalcan que aún no hay un acuerdo definitivo, aunque supeditaban la resolución del conflicto a la reunión que hoy, desde las 14, mantuvieron los trabajadores y la firma en el Ministerio de Trabajo, en el marco de la conciliación obligatoria. Pero no hubo acuerdo y las conversaciones continuarán mañana.

La empresa automotriz que tiene su planta en Alvear, 15 kilómetros al sur de Rosario, envió días atrás un telegrama de despido a casi 500 empleados, que quedó sin efecto en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial. Durante las negociaciones GM bajó a 300 los trabajadores despedidos pero el gremio rechaza cualquier despido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario